ONU calificó de «avance crucial» muerte de Bin Laden


La ONU conversará sobre el nuevo marco político.

El Consejo de Seguridad de la ONU recibió con satisfacción la noticia de la muerte del líder de Al Qaeda, y señaló en una declaración adoptada por unanimidad que «Osama bin Laden nunca más podrá perpetrar actos de terrorismo».

El Consejo de Seguridad de la ONU recibió hoy con satisfacción la noticia de la muerte del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, y señaló en una declaración adoptada por unanimidad que se trata de un «avance crucial» en la lucha contra el terrorismo.

«El Consejo de Seguridad recibe con satisfacción la noticia de que Osama bin Laden nunca más podrá perpetrar actos de terrorismo y reafirma que el terrorismo no puede ni debe ser asociado a ninguna religión, nacionalidad o grupo», señaló el embajador francés, Gérard Araud, presidente de turno del Consejo al leer la declaración.

La reunión del Consejo de Seguridad, cuya presidencia rotatoria ostenta este mes el embajador francés ante la ONU, Gérard Araud, se produjo después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, informara el domingo de que el líder de Al Qaeda había sido localizado y asesinado en un intercambio de disparos con «un pequeño grupo» de las fuerzas estadounidenses.

«La muerte de Osama bin Laden anunciada por el presidente (Barack) Obama marca un hito en la lucha común contra el terrorismo», aseguró Ban, quien indicó que «la ONU seguirá adelante con la lucha contra el terrorismo y continuará liderando la campaña (contra el terrorismo) junto a los líderes mundiales».

En esos mismos términos se mostró Deiss, quien reiteró el compromiso del organismo internacional en la lucha antiterrorista e insistió en que «el terrorismo es inaceptable en todas sus formas y manifestaciones».

Horas antes de saberse que el Consejo se reuniría, la embajadora de Estados Unidos en la ONU se había mostrado llena de orgullo «por nuestras brillantes fuerzas especiales, los expertos en inteligencia, nuestro presidente y todos aquellos que hicieron justicia con Osama bin Laden».

Soldados estadounidenses mataron el domingo a Bin Laden en una mansión de tres plantas, valorada en un millón de dólares y ubicada no lejos de la prestigiosa academia militar de Kakul, centro de formación de los cuadros del Ejército de Pakistán.

Poco después, en una alocución desde la Casa Blanca en torno a las 23.30 hora local del domingo, el presidente Obama informó que Bin Laden murió en Pakistán en un ataque conducido por «un pequeño grupo» estadounidense, en el que, tras un intercambio de disparos, se hizo con el cuerpo del terrorista.