La azafata muerta había denunciado problemas laborales


Aeropuerto de Mendoza hoy por la mañana.
La azafata fallecida en la tragedia aérea en la Patagonia argentina había realizado varias
denuncias por las condiciones de trabajo en Sol Líneas Aéreas, informó hoy el titular de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), Ricardo Frecia.

«No tenemos la mejor relación con Sol porque es una empresa que viola sistemáticamente las normas que hacen a la protección de los tripulantes de cabina, no se respetan las máximas actividades y los mínimos descansos para preservar a los tripulantes de la fatiga de
vuelo», afirmó el dirigente sindical a radio LT3 de Rosario.

La azafata Jésica Fontán, que murió junto con las otras 21 personas que volaban en el avión SAAB 340 que se estrelló en la noche del miércoles «estuvo la semana pasada en Aeronavegantes, ella
logró vencer el miedo de denunciar las irregularidades, los mínimos descansos y las máximas actividades», denunció Frecia.

«Nos comentaba, por ejemplo, que no podían comer entre vuelo y vuelo durante diez horas, hoy nos enteramos de otras cuestiones más porque vinieron otras compañeras acá», añadió.

La AAA aportará pruebas al juzgado que investiga la tragedia para que evalúe las normas de seguridad en la empresa.

En tanto, un pasajero que descendió del avión en una escala previa al siniestro, recordó hoy que la azafata le dijo que por la cantidad de horas que debía trabajar el viaje se le haría «eterno».

«En esos aviones (la tripulante de cabina) siempre se sienta enfrentada a los pasajeros y le tocó estar frente a mí. Me contó que por lo largo del vuelo tendría como nueve horas arriba del avión. Me dijo una frase que ahora me suena horrible: ‘El viaje se me va a hacer eterno'», aseguró Facundo Rossi, quien recorrió el trayecto entre las ciudades de Córdoba y Mendoza.

El vuelo SOL 5428 cubría la ruta Córdoba-Mendoza-Neuquén-Comodoro Rivadavia. Despegó a las 20:08 (23:08 GMT) de la ciudad de Neuquén para cumplir el último tramo con destino a Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut, y «a las 20:50 (23:50 GMT) se estableció la última comunicación notificando que se declaraba en emergencia», informó la compañía aérea.