El ex titular de la UTA, Juan Manuel Palacios, murió en un accidente en Roque Pérez

El ex secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Juan Manuel Palacios murió hoy al volcar la camioneta en la que se movilizaba junto al abogado del gremio, que resultó gravemente herido, en la localidad bonaerense de Roque Pérez, informaron fuentes policiales.

El accidente ocurrió a la 10.30 de hoy en el kilómetro 138 de la ruta nacional 205 cuando la camioneta Mercedes Benz en la que se movilizaba Palacios y era conducida por al abogado del gremio, Walter Caratoli, volcó al tomar una curva.

De acuerdo al informe, el dirigente sindical y el abogado se dirigían desde Saladillo a Roque Pérez y, aparentemente, el accidente se produjo cuando el conductor mordió la banquina y perdió el control de la camioneta, que dio varios tumbos y quedó volcada sobre un costado de la ruta.

Fuentes policiales señalaron que tanto Palacios (65) como el conductor salieron despedidos del vehículo, presuntamente porque viajaban sin los cinturones de seguridad colocados.

A causa de los fuertes golpes sufridos, el sindicalista murió en el acto, en tanto que el letrado de UTA resultó con politraumatismo y la fractura en uno de sus brazos, por lo que fue internado de inmediato en el hospital local.

Fuentes gremiales destacaron que el cuerpo de Palacios quedó en la morgue del hospital de Roque Pérez mientras que el abogado del gremio será trasladado al hospital Italiano de la ciudad de La Plata.

«El Bocha» Palacios, al frente de la UTA, representó durante 22 años a los choferes de colectivo y a los trabajadores de subte y, junto al actual secretario general de la CGT, Hugo Moyano, fue uno de los fundadores del Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA).

Este movimiento, integrado por un grupo de importantes gremios, entre los que estaban el de los taxistas de Omar Viviani y el de los judiciales de Julio Piumato, surgió en la década del 90 para enfrentar al modelo sindical de entonces, diseñado por el gobierno de Carlos Menem.

En 2004, durante un congreso extraordinario Palacios asumió la conducción de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), cargo que ocupó durante cuatro años hasta que fue reemplazado por Viviani.

Al año siguiente Palacios logró concretar el acto final de la lucha iniciada por en el MTA para imponer un sindicalismo afín a la doctrina peronista con la asunción de Moyano en la conducción de la CGT, a quien acompañó desde la secretaria de prensa.

A pesar de la amistad que lo unía con Moyano y con la mayoría de los dirigentes que integran el actual Consejo Directivo de la CGT, el ahora fallecido sindicalista decidió terminar su carrera gremial en 2006, cuando entregó la conducción de la UTA al actual secretario general, Roberto Fernández.

Entonces, Palacios consideró en declaraciones periodísticas que su alejamiento se debía sólo a que estaba «en edad» de jubilarse, porque «tiene que empezar la renovación y hay que oxigenar las conducciones».

«Mi decisión de no presentarme estaba definida desde casi un año e incluso conversada con los compañeros» afirmó Palacios, un gremialista que compartió espacios protagónicos junto a dirigentes como Saúl Ubaldini y Lorenzo Miguel.