Desalojo en Bajo Flores: Garré destacó el accionar policial


Garré destacó el accionar policial en el desalojo del Bajo Flores

La ministra de Seguridad subrayó el rol de «refuerzo complementario» que cumplió la Policía Federal durante el operativo. En tanto, el legislador porteño, Francisco «Tito» Nenna, sostuvo: «el macrismo festeja el desalojo en lugar de resolver la problemática de la vivienda».

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, destacó hoy el éxito del operativo de desalojo de viviendas usurpadas desde marzo en el Bajo Flores y subrayó el rol de «refuerzo complementario» que cumplió la Policía Federal.

«El procedimiento se llevó a cabo de acuerdo a las competencias institucionales. Inicialmente son actividades del área de Desarrollo Social de la Ciudad de Buenos Aires y en los casos de fracaso de esas gestiones con el traslado a cargo de la Policía Metropolitana», explicó Garré.

La funcionaria señaló que «la Policía Federal sólo hizo un cerco perimetral para brindar auxilio complementario si fuera necesario».

La ministra destacó el hecho de la proporcionalidad aplicada en el uso de la fuerza según las directivas indicados por la Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, para la resolución de la toma del club Albariño, en el barrio porteño de Villa Lugano, a fines de diciembre.

«La intervención de la Corte Suprema de Justicia homologando este tipo de procedimiento fue muy importante», agregó la titular de la cartera de Seguridad.

La funcionaria destacó la actitud desarrollada por la Policía Federal en la contención perimetral de seguridad para permitir la operación de la Policía Metropolitana, y la actuación de los bomberos para sofocar los incendios originados en varios departamentos de ese complejo habitacional.

María E. Naddeo, Legisladora Diálogo por Buenos Aires, habló en CN23 sobre la situación habitacional de la ciudad. «Es difícil hacer un seguimiento. Acá se sobreejecutaron presupuestos», explicó.

«En el episodio del Indomaericano, el plan de Nación que ofrecía poner un peso por cada peso que ponga la Ciudad, quedó en nada. Hicimos un pedido de informes, pero esa información no ha llegado», agregó Naddeo.

En tanto, el legislador porteño por Encuentro Popular para la Victoria, Francisco «Tito» Nenna salió al cruce de la política habitacional que lleva adelante la gestión que encabeza el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri, al señalar que «el macrismo festeja el desalojo en lugar de resolver la problemática de la vivienda».

Nenna señaló como responsables de «profundizar la emergencia habitacional» en la Ciudad al jefe de gobierno porteño y a su ministra de Desarrollo Social y candidata a la vicejefatura de Gobierno por el macrismo, María Eugenia Vidal.

«El PRO subejecuta partidas presupuestarias destinadas a la construcción de viviendas y desaloja a las familias que no tienen casa. Macri no contempla el derecho a una vivienda digna y empuja a la intemperie a miles de vecinos», concluyó el edil en un comunicado de prensa.

Por su parte, el candidato a jefe de Gobierno porteño por el FpV, Daniel Filmus, sostuvo que «la Ciudad debió actuar hace tres meses. Los planes de viviendas estuvieron ausentes en la ciudad en los últimos cuatro años», dijo.

«La resolución de la Corte Suprema, que respaldó la posición del Gobierno nacional respecto de la intrusión del complejo habitacional, muestra que teníamos razón cuando se planteaba que era la Policía Metropolitana la que debía encargarse, con el respaldo de la Federal, de resolver el conflicto», explicó.

En ese marco, Filmus recordó que «la intrusión es una contravención que está en la órbita de las autoridades locales», y señaló que la resolución de la Corte «dió las instrucciones para que en primer lugar se intentará la negociación pacífica con los ocupantes para evitar la violencia».

«En segundo lugar, encomendó a la Metropolitana el desalojo y en tercer lugar a la Policía Federal establecer un cerco protector para evitar otro tipo de delitos», reseñó Filmus, quien consideró que «si esto se hubiera hecho apenas ocurrió la intrusión, hubiéramos evitado tres meses con las viviendas ocupadas».