Intelectuales mexicanos apoyaron el reclamo argentino por la soberanía de las Islas Malvinas

Enviado especial
Un grupo de personalidades académicas mexicanas le transmitió ayer a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el apoyo al reclamo argentino de soberanía sobre las Islas Malvinas.

El encuentro, el último que mantuvo la Presidenta en el marco de su visita de dos días a tierra mexicana, se extendió por espacio de 40 minutos en el hotel St. Regis, ubicado sobre el Paseo de la Reforma, en el Distrito Federal.

El Grupo Mexicano de Solidaridad con las Malvinas está integrado entre otros por el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles; el presidente del Colegio de México, Javier Garcíadiego, y el ex canciller mexicano Jorge Castañeda Gutman.

Al finalizar el encuentro, la embajadora argentina en México, Patricia Vaca Narvaja, señaló que «éste es el grupo inicial» de apoyo al reclamo argentino sobre las Islas y que uno de los temas hablados con la Presidenta «es que se formen grupos similares en Europa y en otros países de América Latina».

«Lo que aquí se vino a plantear fue el apoyo para generar la opinión, el consenso y el aporte que se puede hacer desde distintos lugares de parte de estas personalidades del mundo académico, para que Gran Bretaña se siente a negociar este tema tan hondo para los argentinos que es la soberanía de Las Malvinas», agregó la embajadora.

La conformación del Grupo Mexicano de Solidaridad con Las Malvinas es una iniciativa que viene trabajando desde hace un tiempo Vaca Narvaja.

El encuentro mantenido ayer con la Presidenta sirvió como presentación en sociedad y con ella la idea de impulsar la conformación de grupos similares en distintos puntos del mundo.

Jorge Castañeda Gutman, quien se desempeñó al frente de la Cancillería mexicana entre el 2000 y el 2003, dijo que se sumaron a la propuesta «con mucho entusiasmo porque es una propuesta muy sensible y muy clara: que se sienten a negociar de buena fe los dos países para poner término a un diferendo que ha costado muchas vidas, que ha durado una eternidad y que realmente ya no tiene razón de ser en la actualidad».

«Es una exigencia muy sencilla: que comiencen las negociaciones como lo han mandatado múltiples resoluciones de las Naciones Unidas, de la OEA y de otros organismos internacionales».

Otro de los participantes del encuentro, el presidente del Colegio de México, sostuvo que su país y Argentina tienen historias similares de ocupación colonial y que allí proviene el apoyo al reclamo de soberanía.

«México tiene una historia también triste en ese sentido.

Nosotros perdimos en el siglo XIX la mitad de nuestro territorio en una ocupación colonial. Por eso en este tema México siempre estará con Argentina».

Garciadiego detalló que durante el encuentro con la Presidenta recordaron que el próximo año se cumplen 30 años de la guerra de Malvinas.

En ese marco, agregó, «sentimos que es un momento oportuno para concientizar al gobierno inglés, a la comunidad académica de América Latina, de Europa y de la propia Inglaterra, sobre este tema sensible».