Messi: «Estoy perfectamente bien»

Galería de Imágenes (3)
Messi fue agredido en la puerta de un bar por un adolescente hincha de Central.
Un adolescente identificado como hincha de Rosario Central se abalanzó sobre el astro futbolístico mientras almorzaba en un bar de la populosa ciudad santafesina. «Ni me tocaron, no sentí nada y me enteré después de todo el revuelo», relativizó Mess

Luego del revuelo mediático por la agresión sufrida en un bar rosarino, Messi se ocupó de tranquilizar a sus fans a través de su sitio en internet www.leomessi.com. “Sale publicado en diferentes medios que recibí un manotazo en la salida de un restaurante de Rosario. Para la tranquilidad de todos aquellas personas que nos han preguntado la veracidad del asunto, deciros que no he recibido ningún manotazo de nadie. Estoy perfectamente bien…. Me he quedado sorprendido por este revuelo que se ha ocasionado. Muchas gracias de todas formas por vuestros mensajes de interés.”

El futbolista de Barcelona y la Selección Argentina Lionel Messi, había sido agredido en un bar de la ciudad santafesina de Rosario por un hincha adolescente que se identificó como fanático de Rosario Central.

Conocido es el pasado en inferiores de Messi en Newell´s Old Boys, el club rival del Canalla. El hecho ocurrió cuando Messi almorzaba junto a dos amigos en el restaurante «El show de la milanesa», ubicado en la ochava noroeste de avenida Pellegrini y Presidente Roca, en el macrocentro de esta ciudad, cuando un grupo de alumnos secundarios del Instituto Latinoamericano, situado a sólo dos cuadras, lo reconoció y le pidió una foto.

«Acomódense que ahí voy», les dijo el astro y salió del restaurante a posar en medio del grupo de adolescentes cuando un alumno de quinto año de esa escuela, hincha de Central, lo agredió de palabra y le pegó una trompada en la cabeza.

«íPecho frío!», le gritó el joven y le pegó un golpe, antes de ser separado por los alumnos seguidores de Messi que le habían pedido la foto.

Más tarde, el mismo Messi se ocupó de relativizar el hecho. «Ni me tocaron, no sentí nada y me enteré después de todo el revuelo. No pasó nada», dijo el futbolista

Pablo Moyano, propietario del restaurante indicó que «hubo un movimiento un poco confuso en torno a Messi, alguien que le dijo algo y que supuestamente intentó darle un manotazo, pero no pasó nada».

«Lionel regresó al local, comió junto con sus amigos y estaba muy tranquilo. Le ofrecimos después que saliera por una puerta lateral y no quiso. Salió del restaurante por el frente», agregó.