Schiavi: “Esta reforma viene a poner orden al sistema”


Aerolíneas Argentinas.
El secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi celebró hoy el traspaso de los controladores aéreos de Ezeiza a la órbita de la Fuerza Aérea y aseguró que “esta reforma viene a poner orden al sistema”.

El funcionario explicó que el decreto 1840“plantea la mejora absoluta del sistema de la aviación civil de la Argentina. Las normas internacionales estipulan que quien controla no debe controlar el servicio. Ahora, se le asignó la función del control aéreo a la Fuerza Aérea”.

Por otro parte, Schiavi criticó al líder de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA) que protagonizó el conflicto que paralizó los vuelos internacionales de Aerolíneas Argentinas durante el fin de semana. “Un país no puede estar supeditado al humor de un dirigente sindical. Ricardo Cirielli nos complicó muchisimo este fin de semana a los argentinos y le hizo perder a Aerolíneas 25 millones de dólares por día”, apuntó.

Por su lado, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró esta mañana a los gremios aeronáuticos que “aquellos que se pongan fuera de la ley van a tener la intervención de la Justicia” y dijo que el traspaso del control aéreo a la Fuerza Aérea es en “respuesta” al conflicto de los técnicos con Aerolíneas.

“Aquellos que se ponen fuera de la ley van a tener la intervención de la Justicia. No vamos a hacer otra cosa que eso”, aseveró el ministro a Radio La Red, al ratificar que hoy pedirá a la Justicia que cancele la personería gremial de APTA por no haber acatado la conciliación obligatoria.

También el diputado de Nuevo Encuentro y ex director de Aerolíneas, Ariel Basteiro, aseguró en diálogo con Radio América que “el conflicto puede ser político porque Cirielli está encolumnado en la CGT de Barrionuevo”.

En tanto, afirmó que “no hay reclamo salarial ni demandas de incumplimiento de convenios” y dijo que“APTA quiere participar en la elección de gerentes técnicos de mantenimiento”.

“Acá no hay reclamo salarial ni hay demandas de incumplimiento de convenios. Aerolíneas nunca estuvo tan bien porque el único motivo es que la APTA pone en juego llevar medidas encubiertas. Con pequeñas objeciones se puede cancelar un vuelo”, explicó.

En ese sentido, dijo que “es inentendible el paro porque no está peligrando la fuente de trabajo. Hacer un paro a este Gobierno que hizo resurgir AA no se entiende la medida de fuerza. Esto termina afectando la imagen de la empresa”.

Por otra parte, el secretario general de la APTA, Ricardo Cirielli, criticó la medida y remarcó que están “entre las cinco mejores empresas del mundo en cuestiones de seguridad”.

Consultado sobre si los aviones estaban preparados para vuelos internacionales, contestó: “Claro. El sábado a la mañana habían salido siete vuelos. Algunos quedaron pendientes para otros turnos de trabajo. El sábado los compañeros nuestros me dijeron que cuando se enteraron por la radio que se habían cancelado todos los vuelos, se sorprendieron”.