Crucero: hallaron cinco cuerpos y ya son 11 los muertos

 

Según confirma hoy la prensa italiana, el capitán del crucero accidentado el viernes abandonó el buque antes de la evacuación de los pasajeros.
Según confirma hoy la prensa italiana, el capitán del crucero accidentado el viernes abandonó el buque antes de la evacuación de los pasajeros.

Cinco cadáveres fueron hallados en la parte sumergida del crucero Costa Concordia, anunciaron las autoridades. Los cuerpos se encontraban en la parte de la popa de la nave que naufragó el viernes pasado. Y ya suman 11 la cantidad de víctimas fatales.

Además, una conversación telefónica entre el capitán del crucero Costa Concordia, que naufragó el pasado viernes en Italia, y la Capitanía de Puerto publicada hoy en la prensa italiana desvela que este abandonó el barco antes de que se evacuara a todos los pasajeros y no volvió a pesar de que se le ordenó regresar.

El video del diálogo del capitán con la guardia costera

La prensa italiana transcribe hoy varias conversaciones entre el capitán Francesco Schettino, de 52 años, y la Capitanía de Puerto que desvelan además que se ocultó también el motivo del naufragio.

A las 21.54 horas locales (20.54 GMT), con el barco ya encallado frente a las costas de la isla del Giglio, en el centro de Italia, el capitán aseguraba que todo estaba bien y que se había tratado de un problema técnico.

Según publica “Corriere della Sera”, la Capitanía preguntó a Schettino a las 00.32 horas locales (11.32 GMT) cuántas personas quedaban a bordo, y aunque la nave estaba aun llena el comandante respondió que solo unas 200 o 300.

La respuesta hizo levantar sospechas a la Capitanía que le preguntó si aún estaba a bordo, y Schettino confesó que el barco se estaba inclinando y lo había abandonado. Luego, se retractó pero la Capitanía no le creyó y  le ordenó que regresara a coordinar el rescate, algo que este rechazó.

El diálogo completo:

De Falco: “Escuche Schettino, hay personas atrapadas a bordo. Ahora mismo usted agarra su bote salvavidas y se va hasta la proa de la nave, lado derecho, donde hay una escalerilla. Usted sube por esa escalerilla y vuelve a bordo del barco y me dice cuántas personas hay a bordo. ¿Está claro? Yo estoy grabando esta comunicación, capitán Schettino”.

Schettino: “Comandante, le digo una cosa [De Falco le interrumpe gritándole que se acerque al micrófono y hable en voz alta] en este momento, la nave está inclinada”.

De Falco: “Lo sé. Escúcheme, hay gente que está bajando por la escalerilla de proa, usted esa escalerilla la recorre en sentido contrario, entra al barco y me dice cuántas personas hay. Me dice si hay niños, mujeres o personas que necesiten ayuda. Y me lo dice usted”

Schettino guarda silencio y De Falco sigue: “Mire Schettino que usted quizá se ha salvado del mar abandonando el barco pero yo le hago mucho daño, le meto en un verdadero lío. Vaya a bordo”.

Schettino: “Comandante, por favor… ”

De Falco: “No, por favor no, usted vuelve a bordo y me lo asegura”

Schettino: “Yo estoy aquí abajo, he salido con la lancha de rescate”

De Falco: “¿Y qué está haciendo capitán?”

Schettino: “Estoy aquí para coordinar el rescate”

De Falco: ¿Pero qué está coordinando ahí? ¡Vaya a bordo y coordine los rescates a bordo! ¿Se está negando?”

Schettino: “No, no me niego, es que hay otra lancha delante”

De Falco: “¡Usted se está negando, vaya a bordo, es una orden, no debe hacer otro tipo de valoración. Vaya a bordo. Ahora mando yo! […] Me debe llamar ahora mismo desde la nave hay uno de mis socorristas allí!”

Schettino: ¿Dónde está su socorrista?

De Falco: “¡Está en la proa. Hay ya cadáveres Schettino!”

Schettino: “¿Cuántos cadáveres hay?”

De Falco: “¡No lo sé. Uno seguro, me lo tendría que estar diciendo usted!”.

Schettino: “… Es que está oscuro”

De Falco: “¿Que está oscuro? ¿Y qué quiere, irse a casa porque está oscuro?”.

Posteriormente, se registró una segunda llamada donde el capitán seguía sin regresar al navío.

El naufragio se debió, según confirmó ayer la compañía naviera Costa Cruceros, a un “error humano” del capitán que acercó hasta unos 150 metros de la costa de esa pequeña isla del mar Tirreno y en la maniobra impactó con un escollo. Hasta el momento se han recuperado 6 cadáveres, entre ellos el de un peruano y un español, y se buscan a otras 29 personas.