Cristina lanzó un plan de créditos que construirá 400.000 viviendas nuevas

 

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció un plan de creditos para el acceso a la vivienda única. El mismo se llevará adelante con financiación de fondos de la Anses.

La mandataria destacó al iniciar su discurso que “uno de los objetivos de este nuevo período de gobierno es seguir profundizando en sintonía fina lo que habíamos hecho a trazo más grueso en materia de viviendas”.

«Lo que hacemos es redoblar la apuesta de un modelo de crecimiento e inclusión social que ha sido muy importante para nuestro gobierno”, explicó, y agregó que además no lo hacen “en cualquier momento, sino en un momento de dificultades económicas sin precedentes” que sucede desde 2008 pero que ahora se han incrementado de una manera exponencial.

“Estamos convencidos de que la política es generar consumo, desarrollo e inclusión. Y la necesidad surge de la aplicación de las propias políticas activas de los últimos años, pero también de un falta de política hipotecaria por parte de la banca privada”, explicó la Presidenta sobre el anuncio.

Asimismo, enfatizó en que el plan de créditos anunciado “no es para comprar viviendas hechas, sino para construir nuevas”, porque, en caso contrario, se estaría planteando “una burbuja inmobiliaria”. Asimismo, aclaró: “Acá no se le regala nada a nadie. Van a tener que pagar, van a tener tasas de intereses de acuerdo a sus ingresos”.

“Estamos enfocados a una política macroeconómica y de inclusión social, porque creemos que ambas cosas pueden y deben combinarse”, resaltó.

“Este plan apunta a mayor igualdad y libertad. Fuerza Argentina”, concluyó la primera mandataria.

Más construcción, más techos, más empleo

Kicilof inició su discurso señalando que el plan prevé la construcción de 400 mil viviendas, a razón de cien mil por año. En ese sentido, agregó que se hará con «diferentes fuentes de recursos, como la Anses, el Tesoro Nacional» y que «va a contar con un instrumento de fideicomiso».

El plan «complementa y suma a las diferentes iniciativas que encaró el gobierno nacional y representa un cambio histórico para el pueblo, el de acceder a la vivienda», indicó el funcionario, quien anticipó que «se van a construir (de aquí a 2013) alrededor 100 mil viviendas y soluciones habitacionales. Estamos ante un período al que la presidenta con este decreto va a provocar un cambio sustancial en la participación del Estado en la construcción de viviendas, y uin ataque frontal al déficit de viviendas que surgió con la década del neoliberalismo», dijo.

En el mismo orden, destacó que «la proporción del gasto en vivienda con respecto al PBI, entre 2003 y 2011, representó un incremento del 60 por ciento. Este gobierno encaró el déficit habitacional», aseveró.

Además, Kicilof añadió que entre 2003 y marzo de este año, el gobierno creó «más de 900 mil soluciones habitacionales, entre nuevas viviendas y diferentes iniciativas», lo cual, dijo, «duplicó lo hecho entre 1991 y 2002».

En cuanto a las motivaciones del Plan Procrear Bicentenario, el vice ministro de Economía afirmó que «el metro cuadrado de construcción de viviendas creció menos que los salarios, pero sigue habiendo problemas de acceso a la vivienda, por la cuestión del acceso al crédito». Además, aseguró que «el precio de la vivienda urbana está movido por especulación y elementos como el precio de la tierra».

«El crédito en relación al PBI es muy bajo. El Banco Nación es el que dio créditos con tasa más accesibles», señaló, y comparó con la banca privada, la cual, dijo, «no estuvo a la altura de esta necesidad porque las tasas son prohibitivas para buena parte de la población».

Kicilof se refirió también a los créditos baratos y la burbuja inmobiliaria, al decir que «con créditos hipotecarios baratos no alcanza para paliar de manera estructural el déficit de vivienda. Una cosa es dar un crédito para comprar viviendas, con lo que se podría crear una burbuja inmobiliaria. Este fue uno de los factores que desencadenó la crisis mundial que estamos viviendo. No hay que lanzar políticas sin discutir a quien van dirigidas», afirmó.

«Entre 1980 y 2011 creció poco el salario en Estados Unidos pero mucho los créditos hipotecarios. En un momento se redujo muy fuerte la tasa de interés y creció muy fuerte el cred hipote, y con él el precio de la vivienda. Si esas tasas no están fijas, ese crédito que era barato se vuelve caro y se da vuelta el mundo y el que había accedido se queda en la calle». ejemplificó Kicilof.

Por último, el funcionario destacó que el primer año de este plan «va a dar 100 mil puestos de trabajo. A las industrias que proveen bienes, servicios, se van a dar otros 100 mil puestos. En el sector construcción, maderas, transporte, logística». Y agregó: «Estamos fogoneando la economía, además de cubrir una necesidad imperiosa. vamos a crecer con inclusión social. Hemos ideado un instrumento que va a permitir que las tasas sean accesibles para tasas que tengan ingreso dede 0 pesos hasta 30 mil pesos con diferentes condiciones. Un fideicomiso que va a dar créditos a quienbes tienen terrenos, a quienes no tienen pero vamos a suministrarle un terreno público para que s puedan construir. También, vamos a construir complejos habitacionales con características distintivas, eso va a ser financiado por ese fideicomiso. Un instrumento que nos permite aboirdar el problema, iunyectar a la economía de recursos productivos, de inversión. Sustituir lo que el crédito privado no pudo satisfacer.»

«Gran impulso al empleo y la producción»

Este programa de créditos es “para que cualquier argentino pueda construir su vivienda y tener su techo propio”, sostuvo el titular de ANSES, Diego Bossio, al anunciar el lanzamiento del Programa crédito argentino del Bicentenario para la vivienda única familiar, PRO.CRE.AR.

El programa contempla el otorgamiento de “100.000 créditos para viviendas”, con los cuales “400.000 personas se verán beneficiadas” dando un “gran impulso al empleo y la producción”, con una línea de crédito “diseñada para que sea accesible y pueda saldarse en su totalidad”, sostuvo Bossio.

En cuanto a la especificación de cada crédito el titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social, detalló que los créditos “no tendrán un tope mínimo de ingresos y es destinado para personas entre 18 y 65 años, con plazos de entre 20 y 30 años”, con un “monto máximo de hasta 350.000 pesos”.

Agregó que el programa crédito argentino del Bicentenario para la vivienda única familiar, PRO.CRE.AR. prevé “para acceder al crédito la posibilidad de sumar la totalidad de los ingresos familiares” que imprimirá “una inyección de 20.000 millones de pesos al país”.

“Las tasas irán del 2% al 14% y serán realmente muy bajas”, sostuvo Diego Bossio quien aclaró que “dependiendo de cada línea de crédito, se podrá acceder con o sin terreno previo”. Y en caso de no contar con terreno propio “el estado aportará 1.700 hectáreas de tierras fiscales en todo el país, por lo que se hará un aprovechamiento inteligente de terrenos valiosos del estado”.

Bossio especificó los distintos montos y otorgamientos de todos los créditos. Para quienes ganen menos de “5000 pesos, tendrán una tasa fija del 2 por ciento los primeros 5 años y un monto máximo de 200.000 pesos de préstamo”.

También aclaró que los créditos serán “entre 20 y 30 años” y que “el programa aspira a que todos tengan una casa moderna y confortable, pensada para ser ampliada en un futuro”, para lo cual el primer paso será “ir a cualquier sucursal de ANSES, allí les dan un turno para ir al Banco Hipotecario Nacional donde se concretará el préstamo”.