Caso Taddei: condenaron a 18 años de prisión a Eduardo Vásquez

Las imágenes del juicio.
Las imágenes del juicio.

El ex baterista de Callejeros, Eduardo Vásquez fue condenado a 18 años de prisión  por ser autor responsable del asesinato de su esposa, Wanda Taddei, quien murió como consecuencia de las quemaduras que sufrió tras una discusión matrimonial. La pena fue atenuada por haber actuado bajo emoción violenta.

El ex baterista del grupo Callejeros decidió no presenciar la lectura de la parte dispositiva de la sentencia y en sus últimas palabras ante el tribunal Oral en lo Criminal (TOC) integrado por los jueces Pablo Laufer, Luis Niño y Patricia Mallo.

El tribunal tomó como atenuante el estado de «emoción violenta» en el que se encontraba el músico en el momento de la pelea que derivó en un desenlace fatal. El fiscal del caso, Oscar Ciruzzi, cuestionó que los jueces hayan tomado como un atenuante el estado de emoción violenta.

“Tengo que leer los fundamentos de la sentencia, Vázquez conocía lo que hacía y no estaba tan alterado como para no darse cuenta. No estoy conforme desde lo técnico. Lo demás es absolutamente opinable. Tengo una disconformidad técnica-laboral”, manifestó el fiscal.

“Cuando escuchemos los argumentos de la pena y el por qué de la reducción de la misma, si no nos convencen, recurriremos al Tribunal Superior de justicia”, anunció el padre de la víctima.

Era una oportunidad de cortar un poco con la violencia de género, y ahora falta ver los argumentos para saber en qué se basaron para atenuar la pena por emoción violenta”, sostuvo el abogado de la familia Taddei, Leonardo Rombola.

Rombola remarcó que “Lo importante es que Vásquez es penalmente responsable en forma dolosa y le aplicó un atenuante de emoción violenta, que para nosotros no existió”.

“La pena es alta para un atenuante que utilizó el tribunal. No entiendo por qué se planteó que haya actuado bajo emoción violenta. Cuando en realidad se lo acusó por premeditación”, argumentó el abogado defensor.

El hecho por el que Vásquez fue condenado ocurrió la madrugada del 10 de febrero de 2010, en la casa que éste compartía con su esposa Taddei (29) en Mataderos. La mujer murió 11 días después, tras agonizar en el Hospital de Quemados.

Según la versión del baterista, esa noche discutió con su esposa porque llegó tarde, ella apareció con una botella de alcohol con la que intentó golpearlo y en el forcejeo ambos se mojaron.

Afirmó que cuando él dio una pitada a un cigarrillo se prendió fuego y Wanda, al querer ayudarlo, se quemó también. Sin embargo, peritos que declararon durante el debate contradijeron al imputado al afirmar que Taddei resultó quemada «por la llama de un encendedor», que cuando esto sucedió la joven «se encontraba sentada» en el futón de la casa y que las lesiones que presentaba no son compatibles con el «zamarreo» de un líquido combustible.