La CGT rechazó las «adhesiones mediáticas» a la marcha

cgt edificio
cgt edificio

La CGT rechazó en un comunicado la adhesión de grupos minoritarios que en los últimos días sumaron su apoyo a la movilización convocada por la central Obrera para el próximo miércoles.

«Los argentinos no deben dejarse confundir por las adhesiones mediáticas de quienes jamás se han preocupado por los derechos de los trabajadores», establece el texto.

«Son reacciones oportunistas y desesperadas de sectores que no son una opción política real en nuestro país. En esto hay que ser categóricos: de ningún modo las intenciones de estos sectores marginales representan el espíritu de la masiva movilización convocada para el próximo miércoles en Plaza de Mayo», continúa.

«La fuerza social que se movilizará es obrera y como tal adhiere al proyecto nacional en la medida en que el mismo no se aleje del camino recorrido a partir del 2003. Los trabajadores jamás seremos ariete, ni mascarón de proa, ni fuerza de choque de aquellos a los que poco les importan las negociaciones colectivas, el pleno empleo, los derechos humanos y la distribución justa de la riqueza», agrega.

El texto establece que esos grupos «son adversarios tanto de la CGT como del Gobierno» y los califica de «sectores que nada tienen que ver con el Proyecto Nacional y se han opuesto al avance de las mayorías populares en la última década. Avances y conquistas en lo que tambiénla CGT ha sido artífice».

Además, la CGT rechazó las acusaciones de «golpistas» y calificó de «ridículo» que se vincule «tensiones en el movimiento nacional» con «el golpe de estado» sufrido por el presidente paraguayo Fernando Lugo.