El Mercosur suspendió a Paraguay y permitió el ingreso de Venezuela

 El canciller argentino, Héctor Timerman, anunció hoy durante el encuentro de presidentes del Mercosur en Mendoza que debido a la «interrupción del orden democrático» Paraguay fue «suspendido» por el organismo regional. Además, se aceptó el ingreso pleno de la república de Venezuela.

En ese sentido, en un documento acordado entre los presidentes Cristina Fernández, Dilma Rousseff (Brasil) y José «Pepe» Mujica (Uruguay) se estipuló «suspender a Paraguay del derecho a participar en los órganos y de las deliberaciones del Mercosur». Y «la suspensión cesará cuando se verifique el pleno restablecimiento del orden democrático en la parte afectada».

Timerman explicó que la suspensión de Paraguay significa «la limitación en la participación en los órganos así como la pérdida de los derechos de voto y veto y tal suspensión no supone perjuicio alguno al pueblo paraguayo».

Por otro lado, según leyó el canciller, «Argentina, Brasil y Uruguay deciden el ingreso de Venezuela al Mercosur; convocar a una reunión especial por el ingreso de Venezuela para el 31 de julio de 2012 en Río de Janeiro y convocar a todos los países de América del Sur para que se unan y lograr que el proceso de crecimiento se profundice».

Previo al intervalo para que sesione la UNASUR y que pueda asumir la Presidenta de la República Federativa del Brasil, Dilma Rousseff, como presidenta Pro tempore de UNASUR por espacio de 6 meses, la mandataria Argentina, Cristina Fernández de Kirchner agradeció “las propuestas y que se hayan compartido desde distintas visiones un sentido común de lo que es la democracia en este planeta”.

“No hay doble estándar de democracia, cualquiera sea el gobierno. Porque cada uno ha sido elegido en elecciones, libres y democrática, y en algunas casos ampliamente y con absoluta legitimidad”, concluyó la Presidenta Argentina.

En tanto, Rousseff manifestó: “Brasil asume consciente que durante el próximo semestre hay retos y oportunidades. Debemos enfrentar las crisis que afectan a los países desarrollados y lo haremos con nuestros modelos, de crecimiento de nuestras economías sostenibles”.

“En las constituciones tenemos un compromiso democrático fundamental: respetar los principios del derecho. Además estamos para asegurar un nuevo patrimonio de integración regional, iniciados por los presidentes responsables de esto Lula Da Silva y Néstor Kirchner”, sostuvo Dilma Rousseff.