Mientras busca un socio, el gobierno exigió que no haya despidos

Avanzan las gestiones para garantizar los puestos de trabajo.
Avanzan las gestiones para garantizar los puestos de trabajo.

La suspensión del megaproyecto de la compañía minera Vale en Mendoza aceleró las gestiones del gobierno tendientes a morigerar el impacto social de la medida, que de manera directa e indirecta pone en riesgo cerca de 6500 puestos de trabajo. En este sentido, el ministro de Trabajo Carlos Tomada y los gobernadores de Mendoza, Río Negro y Neuquén mantuvieron un encuentro con directivos de la compañía brasileña durante el cual exigieron la continuidad de los puestos de trabajo, por lo menos hasta dar con un plan alternativo para el emprendimiento, posiblemente a través de la entrada de un nuevo socio estratégico.

«Se habló de plazos de seis meses o más, pero más allá de eso se le pidió a la empresa que preserve los puestos de trabajo hasta que se decidan las opciones en marcha», explicó una fuente oficial. Los directivos de Vale Argentina, encabezados por su titular Sergio Leite, pidieron tiempo para consultar a la casa matriz y habrá una nueva reunión mañana a las 10 horas