La Perla: «Se escuchaban gritos de chicos que decían mamita, papito»

En una nueva audiencia del megajuicio por los crímenes cometidos en el ex centro clandestino «La Perla», en Córdoba, un testigo dijo haber visto «fusilamientos y entierros» de cuerpos humanos en «pozos» que eran cavados por los militares.


Así lo aseguró ante el Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) José Julián Solanille, un arriero que a mediados de los ’70 trabajaba para un principal del Ejército apellidado Saldivia, que arrendaba una parte del campo de La Perla para la crianza de vacunos y la producción tambera.
Solanille relató que en 1976 «transitaba permanentemente por los alrededores» del ex centro clandestino y que así pudo observar «varios fusilamientos». En uno de ellos, afirmó, estuvo presente Luciano Benjamín Menéndez, el ex titular del Tercer Cuerpo del Ejército y uno de los 42 imputados en el megacausa.
El arriero –único testigo en declarar ayer– agregó que, desde un campo de la loma, incluso pudo observar a «más de 200 fusilados» que habían sido formados en filas alrededor de un pozo. Describió que llevaban las «manos atadas a la espalda, algunos con capuchas y con vendas» y que «todos fueron fusilados».