La oposición se suma al cacerolazo del jueves contra la reforma judicial

Con el proyecto de reforma judicial que el kirchnerismo envió al Congreso como excusa, los principales referentes de la oposición se pusieron al frente de un nuevo cacerolazo contra el gobierno, el jueves 18 de abril, apodado 18-A en las redes sociales. Si bien en las manifestaciones anteriores, el 13-S y el 8-N se mantuvieron alejados de la convocatoria, ahora tomaron un rol activo: la UCR, el peronismo disidente, el FAP, el PRO y la Coalición Cívica ya confirmaron que asistirán a la movilización.

Después de negarse a debatir en el Parlamento, convocan el jueves con las cacerolas.
Después de negarse a debatir en el Parlamento, convocan el jueves con las cacerolas.

Con la clara intención de recrear el clima social y político que se dio en 2008 en el marco de la crisis por la Resolución 125, acudirán a la convocatoria la Unión Cívica Radical, con su presidente, Mario Barletta, y el jefe del bloque de diputados, Ricardo Gil Lavedra; el líder de PRO, Mauricio Macri; el candidato a gobernador bonaerense, Francisco De Narváez, y la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, acompañada por su nuevo socio político, Fernando «Pino» Solanas, de Proyecto Sur. También participarán referentes del Frente Amplio Progresista (FAP), entre ellos, Hermes Binner (Partido Socialista) y Margarita Stolbizer (GEN). Las principales consignas que difunden los referentes de la oposición son: Respeto por la Constitución, No a la re reelección, Justicia independiente, Terminar con la corrupción, la inseguridad, el cepo cambiario y la inflación.