Tres muertos y más de 120 heridos por atentado en la maratón de Boston

Ver mapa más grande

 

Dos bombas estallaron ayer cerca de la línea de llegada de la tradicional maratón de Boston, causando la muerte de tres personas –entre ellas un niño de ocho años– y dejando heridas a más de 120, según informaron las autoridades locales. El presidente Barack Obama, que no habló en forma explícita de que el hecho fuera un acto terrorista, ordenó la asistencia federal para la investigación y, como medida preventiva, el refuerzo de la seguridad en Boston, Washington y Nueva York. Hasta el momento, nadie se había atribuido los ataques y tampoco se registraron detenciones. «Encontraremos a los que hicieron esto y averiguaremos por qué lo hicieron. Él o los responsables sentirán el peso de la justicia», declaró el mandatario desde la Casa Blanca. Poco después de las primeras bombas se produjo un incendio en la biblioteca JFK de Boston que no dejó víctimas y cuyo origen estaba siendo investigado para saber si formaba parte de la misma serie de atentados.

Las explosiones se produjeron cinco horas y media después del inicio de la carrera y cuando la mayoría de los corredores ya habían atravesado la línea de llegada. El primer estallido ocurrió en la parte norte de la calle Boylston, poco antes del lugar de las fotos que demarca la línea de meta. Otra explosión pudo escucharse unos diez segundos después, procedente del mismo lugar. Paradójicamente, la última milla de la maratón había sido dedicada a la memoria de los niños fallecidos en la secundaria de Columbine el 20 de abril de 1999, cuando dos adolescentes ingresaron a su escuela y abrieron fuego contra sus compañeros asesinando a 13 e hiriendo a 45, para luego suicidarse.

El momento de la explosión que generó pánico y desconcierto

 

Los organizadores de la maratón de Boston dijeron que las explosiones fueron causadas por bombas y que trabajaban con las autoridades para determinar cómo sucedió. El Departamento de Policía, por su parte, precisó el número de víctimas fatales conocidas hasta el momento, aunque se temía que el número de muertos aumente ya que los hospitales a los que fueron derivados los heridos informaron que al menos seis de los afectados se encontraban en estado crítico.

Unas 23.326 personas de 96 países estaban registradas para correr en la maratón más vieja en la historia de Estados Unidos (entre ellas, había 24 argentinos) y que coincide con la celebración del Día de los Patriotas, una fecha que recuerda las primeras guerras de la independencia estadounidense ocurridas precisamente en el Estado de Massachusetts.

Del total de participantes, 17.584 ya habían cruzado la meta al momento de los atentados, informaron los organizadores.

 

La fecha en que ocurrió el hecho llevó a que varios analistas comenzaran a elucubrar sobre la posibilidad de que los ataques tengan relación con la Masacre de Waco en 1993 y los atentados de Oklahoma en 1995, ambos ocurridos un 19 de abril. El primer hecho consistió en el asesinato de 76 integrantes de una secta en Texas por parte de las fuerzas de seguridad y el segundo fue el ataque terrorista más grande del país después del de las torres gemelas. En este fallecieron unas 168 personas producto de una serie de bombas que fueron detonadas por un grupo capitaneado por el Timothy McVeigh y Terry Nichols, quienes se oponían al Estado federal y al control de la tenencia de armas.

Justamente, en estas semanas el presidente Obama impulsa una ley similar luego de varias masacres en lugares públicos. «
Equipo de Mundo

En tanto, el espació aéreo de Boston fue cerrado al igual que las principales líneas del metro.