Aprueban cambios en Magistratura y Tribunales de Casación

La Cámara de Senadores sancionó hoy el proyecto de Ley enviado por el Poder Ejecutivo para la creación de tres nuevos fueros para los Tribunales de Casación. La iniciativa fue aprobada por 39 votos a favor y 26 en contra, y ahora deberá ser debatida por Diputados para que sea convertida en Ley.

El proyecto fue sancionado luego de aprobar el proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura, en una extensa sesión que se prolongó por espacio de once horas.

El proyecto crea Tribunales de Casación para tres fueros: el Civil y Comercial, el Contencioso-Administrativo y el Previsional-Laboral.

El presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado, el kirchnerista entrerriano Pedro Guastavino, sostuvo que el proyecto es “un aporte más a la construcción de este país normal que venimos haciendo en esta década”.

“La intención es descomprimir la cantidad de causas que tiene la Corte Suprema de Justicia para que se aboque a cuestiones más importantes vinculadas con la institucionalidad de nuestro país”, afirmó.

El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, afirmó que “este proyecto va a mejorar el funcionamiento de la Justicia y la hará más eficaz” ya que “la Casación no va a aumentar el plazo” de las causas.

“No estamos violentando la seguridad jurídica”, señaló Pichetto y destacó que “de ninguna manera se está refiriendo a reabrir causas que tengan el marco de la legalidad y sean cosa juzgada”.

El radical chubutense Mario Cimadevilla afirmó que “este proyecto no va a alcanzar los objetivos que dice que persigue”.
“Estos tribunales van a perjudicar a los jubilados porque van a tener que sortear una valla más para lograr sus reclamos en la Justicia”, sentenció.

La justicialista disidente, Sonia Escudero, afirmó que “las Cámaras de Casación con más jueces amontonados en la Ciudad de Buenos Aires no van a tener ningún impacto en la realidad de necesidad de justicia que tienen los argentinos”.

Más temprano, la Cámara Alta también dio media sanción al articulado que refiere al voto popular para elegir a los miembros del Consejo de la Magistratura y la creación de tres tribunales de Casación.

La reforma del Consejo de la Magistratura fue aprobada con 39 votos a favor frente a 31 en contra y era la única iniciativa del paquete de seis proyectos oficiales que debe aprobarse con una mayoría absoluta, ya que así se estableció en la reforma de la Constitución de 1994 cuando se creó este organismo, con lo cual para ser aprobada necesitaba 37 votos positivos.

Al tomar la palabra, el senador por el Frente para la Victoria, Marcelo Fuentes, criticó la conducta de «temor a la soberanía política y al voto del pueblo» que «fue instrumentado mediáticamente a través de los medios hegemónicos».

La primera elección no será en los comicios presidenciales, sino en las legislativas de octubre de este año. Por lo tanto, hasta 2015, «la cantidad total de miembros podrá excepcionalmente exceder el número de 19 consejeros», explicó.