Artaza sobre el 18A: «Me preocupan algunas consignas reaccionarias»

En el marco de la movilización que se realizará hoy, conocida como 18A, INFOnews dialogó con dos representantes de la oposición para conocer cuál es la perspectiva que tienen respecto de los reclamos de parte de la ciudadanía.

Nito Artaza.
Nito Artaza.

En ese sentido, el senador de la Unión Cívica Radical, Nito Artaza, explicó: «A mí me preocupan honestamente algunas consignas un poco reaccionarias. Yo creo que no hay que destruir al Gobierno o hacer consignas de que se vayan o echarlos o descalificar. Me parece que para eso tenemos la democracia. El Gobierno es un gobierno legítimo al que hay que ganarle en las urnas. Yo, como radical, estoy dispuesto a ganarle en las urnas. No sé si será en las elecciones que vienen o en las próximas, pero lo vamos a hacer».

Además, sobre el 18A manifestó: «Es una expresión legítima, la Constitución dice que la gente tiene derecho a peticionar. Es una protesta además muy genuina. Pero es una convocatoria que fue hecha desde las redes sociales y no desde los partidos políticos. Así que, yo no sé si hay que sumarse o montarse en consignas que no sabemos bien de qué se tratan».

En el mismo sentido, el diputado de Buenos Aires para Todos (que integra la alianza FAP), Claudio Lozano, sostuvo: «Nosotros somos profundamente respetuosos de todas las manifestaciones populares y creemos que desde cualquier perspectiva de responsabilidad política es imprescindible tener un oído sumamente atento a lo que estas manifestaciones señalan o reclaman. Creemos que hay una avidez importante por parte de la ciudadanía de reclamar participación en las decisiones y creemos que hay un señalamiento profundo de una importante crisis de representación política que involucra no solamente al Gobierno nacional sino a la propia oposición».

Hay una importante crisis de representación que involucra no sólo al Gobierno, sino a la propia oposición

«No casualmente esta marcha es una marcha que no se conforma ni se convoca desde las estructuras políticas. Es una marcha convocada de otra manera, en base a otros criterios y en base a una red de instituciones y organizaciones y redes sociales y demás que ha eludido expresamente ser convocada por vía de tal o cual grupo político particular. Por lo tanto, si bien creo que en el día de hoy la marcha va, sin duda alguna, a expresar un profundo descontento con la gestión gubernamental, seguramente también es una señal para que desde la oposición política el tema central no sea a ver cómo nos montamos o nos subimos a una movilización de esta naturaleza, sino cómo podemos ser capaces de alumbrar una alternativa de gobierno que permita superar la situación actual», agregó el economista.

Por su parte, el senador Artaza expresó: «Yo creo que los propios partidos políticos podrían hacer una marcha con una consigna y movilizarse ellos propiamente. Yo pertenezco a un partido que es un partido de poder, que puede disputarle al Gobierno en las urnas las discusiones».

Asimismo, remarcó: «Yo soy de los que están del lado que creen que tenemos que escuchar a los que se manifiestan porque soy parte del Estado, por lo menos dentro de los tres poderes del Estado. Yo estoy en el Senado, así que yo tengo que escuchar, recoger qué parte de la sociedad es la que reclama y qué es lo que se reclama».

Caudio Lozano.
Caudio Lozano.

En tanto, Lozano puntualizó: «La verdad es que cuando uno mira hoy las encuestas se encuentra con dos datos, a veces no destacados. El primero es que el 59 por ciento de los encuestados rechazan la gestión gubernamental, pero el 65 por ciento de los encuestados rechaza a la oposición. Estos dos datos en simultáneo son evidencia de una crisis de representación política realmente significativa. Superar esa crisis con la creación de nuevas experiencias que permitan que la gente se sienta parte de una propuesta distinta es la responsabilidad que nos toca».

Por último, Artaza analizó: «Yo creo que todas estas marchas hay que canalizarlas a través de los votos. Uno puede escuchar, pero lo que tenemos que hacer es canalizarlo a través de los votos. Si no gusta algo primero hay que protestar, pero después hay que canalizarlo a través de los votos. Es decir, a través de la representación democrática, para eso tenemos la democracia».