COMO LAVO DINERO EL GRUPO CLARIN

 

Por:

GUSTAVO CIRELLI

La historia que se detalla a continuación es sólo una muestra que permite entender varias cuestiones a la vez. Por un lado, y ese es el nudo del tema, se expone en detalle cómo opera el circuito financiero,–con nombres, protagonistas, cuentas, montos y sedes– para girar dinero al exterior con fines múltiples, en algunos casos, obviamente, transacciones vestidas de legalidad; y en otros, con el fin de lavar, fugar, evadir y demás acciones delictuales que, al parecer, se realizan a la vista de todos.


Las operaciones que se exhibirán tienen en todos los casos el mismo denominador común: el JP Morgan Chase, el banco denunciado por el arrepentido Hernán Arbizu por presunto lavado de dinero y fuga de divisas de más de 400 empresas por unos 5000 millones de dólares, nómina entre las que aparecen directivos y empresas del Grupo Clarín (ver páginas 4 y 5). En ese punto radica otro de los aspectos que refleja esta historia: el doble estándar.  El doble estándar en relación a la celeridad que le imponen a sus actos quienes deben procurar justicia. La doble vara de cierta dirigencia política que aprendió o se resignó a tragar sapos sin despeinarse ni perder la sonrisa. Y también, obviamente, la doble moral de la prensa hegemónica que oculta para defender sus propios intereses, que son por cierto, inescindibles de los intereses de los históricos grupos del poder concentrado de la Argentina.

A modo de introducción es válido recordar que Arbizu se autoincriminó en la justicia a mediados de 2008. Presentó un extenso escrito ante el juez federal Sergio Torres en el que incluyó el listado con más de 400 empresas. El ex responsable de las operaciones comerciales de la del JP Morgan para el Cono Sur –léase: Uruguay, Paraguay, Chile y la Argentina– que se inculpó a sí mismo, fue llamado a declarar sólo una vez a Comodoro Py. El magistrado efectuó varios pedidos a autoridades de Estados Unidos a través de la Cancillería, con resultados negativos. A raíz de ello envió un exhorto a la justicia suiza para que informe si algunas de las personas o empresas incluidas en el listado tienen cuentas en ese país. Así Torres volvió a darle impulso al expediente, que ya tiene cinco años. En tanto, el fiscal de la causa, Guillermo Marijuan, fue cuestionado por su inacción frente a la denuncia de hace un lustro sobre presunta fuga de 5000 millones de dólares al exterior. Días pasados, Marijuan protagonizó un duro cruce con sus colegas y su jefa, la procurado Alejandra Gils Carbó. Fue en el marco de la investigación por supuesto lavado de dinero que involucra al empresario patagónico Lázaro Báez. En ese caso, en pocas horas, Marijuan pidió la imputación de Báez, y otros actores del informe realizado por Jorge Lanata en Periodismo para Todos: el trío Federico Elaskar, Leonardo Fariña y Fabián Rossi.