Randazzo no descartó la estatización de otras líneas ferroviarias

Luego de la estatización del Belgrano cargas, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, no descartó que el Gobierno pueda tomar la decisión de estatizar otras líneas ferroviarias, tanto de pasajeros como de cargas, “si es que las Unidades de Gestión Operativa no cumplen con su objetivo de un mejor servicio”.

Randazzo explicó que se estatizó el Belgrano cargas porque “estamos convencidos de que las concesiones fueron un fracaso y no acompañan el proceso de crecimiento que necesita Argentina, sobre todo en materia logística para bajar costos y los productos nacionales sean más competitivos, y no descartamos tampoco hacerlo en transporte de pasajeros si no cumplen el objetivo que los pasajeros viajen mejor”.

Así lo manifestó en una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, en la que detalló las distintas obras previstas en los próximos meses, que incluyen inversión en vías, reactivación de ramales a Bolivia y Chile y la renovación del acceso a Puerto Timbúes en Rosario, y la necesidad de incorporar a la red existente otros mil vagones.

El Gobierno dispuso la creación de una sociedad anónima para administrar el tren Belgrano Cargas y de esta manera dejar atrás a los operadores privados que mantenían en mal estado el servicio. Su gestión podría extenderse “a sectores de la red ferroviaria nacional que en un futuro se le asignen”.

Agregó que el tren pasa por 13 provincias, confió que el costo de las tarifas es “un 30 a 35 por ciento más barato que el transporte de camiones” y añadió que el servicio debe “ser integral y multimodal y complementarse” para el transporte de corta y larga distancia.

Randazzo destacó que el Belgrano cargas en abril de 2012 “transportaba 74.417 toneladas y en abril último 81.572 toneladas” y la facturación en el mismo período “aumentó un 81 por ciento, es decir que de 6.477.177 pesos pasó a 11.730.115 y se incrementó 17 por ciento la cantidad de clientes”.