Empresarios creen que Kicillof seguirá siendo influyente

Empresarios creen que Kicillof seguirá siendo influyente

Empresarios creen que Kicillof seguirá siendo influyente

Los salones del Hotel Alvear estaban colmados y, a diferencia de las otras conferencias organizadas por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICYP) que preside Eduardo Eurnekian, en esta oportunidad se pudo ver a dueños de compañías, como Eduardo Elzstain, de IRSA, Alejandro Bulgheroni, de Pan American Energy, Adrián Werthein, de Telecom, Jorge Brito de Banco Macro y Cristiano Rattazzi de Fiat, consignó el diario Ámbito Financiero.

El interés por escuchar al titular del Palacio de Hacienda lo resumía un importante empresario del sector de servicios: “Nos quedan aún 6 meses y por otro lado, queremos entender lo que puede venir”. En el cocktail previo, la mayoría de los asistentes no descartaban que el ministro de Economía podría llegar a tener un rol importante si Daniel Scioli resulta electo Presidente. Algunos incluso aportaron que Kicillof mantiene un diálogo muy fluido con Scioli, pero no ocurre lo mismo entre el ministro y Miguel Bein, el principal asesor económico de Scioli.

La mayoría de los asistentes no descartaban que el ministro de Economía podría llegar a tener un rol importante si Daniel Scioli resulta electo Presidente.

El ministro, que se definió como un “economista pragmático”, dedicó gran parte de su disertación a criticar la visión liberal de otros colegas y particularmente, aunque no lo mencionó puntualmente, al modelo económico y de país que a su entender implementaría Mauricio Macri en caso de ser electo.

Pero, y aventurando un pronóstico, afirmó que “probablemente vamos a un gobierno con un presidente del mismo signo, y con las mismas políticas”. Estos conceptos fueron los que dieron la pauta a algunos de los asistentes en cuanto a que “seguirán los mismos problemas”, mientras otros con cierta ironía se preguntaban “esto quiere decir que continuará la caída de la actividad industrial”, “el cepo” o “la caída de las inversiones”, entre los que competían por mencionar sus críticas a la actual política económica.

En otro momento de su exposición quizás pensando que estaba ante un auditorio hostil, el ministro dijo: “Sospecho que muchos de los que están acá no son kirchneristas. Tengo ese prejuicio”. Para luego recordarles que muchos industriales que adhirieron a las políticas de los 90 “se fundieron” y los instó a que esta situación no vuelva a ocurrir.

En este sentido propuso a los empresarios que se involucren. “Necesitamos un empresariado comprometido con el desarrollo del país, que exija la industrialización, que exija que si el gobierno se endeuda, sea para invertir en infraestructura, que presente sus propuestas” para luego reclamarles que al igual que la política, el país necesita un “empresariado que se renueve y se haga ver”. 

INFONEWS