La CGT le pidió a Triaca “consenso” ante las reformas que vienen

La CGT le pidió a Triaca “consenso” ante las reformas que vienen

“Las partes ratificaron el método del diálogo y que no habrá ninguna modificación sin consenso. Eso fue muy importante, en especial luego de todo lo que se dijo tras el triunfo electoral del gobierno el domingo último”, afirmó Daer.

Los triunviros de la CGT Juan Carlos Schmid y Héctor Daer confirmaron, tras un encuentro de más de dos horas con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que cualquier reforma que se plantee a futuro deberá ser consensuada y ratificaron que la central obrera continuará defendiendo los convenios colectivos de trabajo.

Los líderes sindicales señalaron que en la reunión con Triaca se debatieron aspectos relacionados con la institucionalidad, la educación, la producción y el trabajo y la reforma fiscal que impulsa el gobierno.

La CGT dialogó durante más de dos horas con Triaca y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, en las dependencias laborales de la Avenida Leandro N. Alem al 600 y, luego de la extensa reunión, Schmid y Daer ofrecieron una conferencia de prensa en la que defendieron “la ultraactividad de los convenios”.

“Las partes ratificaron el método del diálogo y que no habrá ninguna modificación sin consenso. Eso fue muy importante, en especial luego de todo lo que se dijo tras el triunfo electoral del gobierno el domingo último”, afirmó Daer.

El dirigente negó que Triaca haya planteado la necesidad de modificar los convenios colectivos, a los que definió como “bipartitos” entre los sindicatos y las cámaras empresarias, y precisó que durante la reunión “se intentó avanzar respecto de dos temas importantes: el blanqueo laboral y el fortalecimiento profesional sobre la base de la evolución de la educación y formación de los trabajadores en actividad y de quienes se incorporan al mercado de empleo”.

Daer sostuvo que solo se modificarán aquellos temas que logren ser consensuados; ratificó que la semana próxima la CGT participará en la mesa de discusión económico-política convocada por el presidente Mauricio Macri, y sostuvo que allí se abordarán varios temas relacionados con las políticas de Estado, como la pobreza, el empleo y la salud, a los que calificó como “cuestiones sociales de elevada gravitación en la sociedad”.

Además, sostuvo que en el encuentro con Triaca se ratificó el diálogo y que el gobierno asumió el compromiso de “no avanzar con ningún tema que no sea de forma previa consensuado” con el movimiento obrero.

Schmid puntualizó que en el encuentro la CGT ratificó su histórica agenda social de reclamos y explicó que “el llamado del gobierno se relacionó con la necesidad de lograr un acuerdo de mayor profundidad que un simple diálogo con la cartera laboral, porque participarán partidos políticos, empresarios y el movimiento obrero”.

“La CGT le solicitó de manera formal a Trabajo que invite a ese diálogo a las otras dos centrales sindicales -en relación con las CTA-. Todo está por examinarse. Vinimos a tomar nota de todo eso y a saber de qué manera se iniciará la reconstrucción del diálogo”, afirmó Schmid, quien también negó que la central obrera y el propio Triaca defiendan una reforma laboral como la sancionada en Brasil, a la vez que explicó que “la competitividad en el mundo no se obtiene o se gana modificando los convenios colectivos de trabajo”.

El titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) añadió que el gobierno sostuvo su aspiración de lograr “un acuerdo nacional de mayor alcance y relacionado con lo institucional, lo fiscal, la agenda educativa, la producción y el trabajo y otras aspectos reformistas vinculados con ganar en competitividad, en el contexto de una economía globalizada que plantea profundos y grandes desafíos”.

El dirigente marítimo también reseñó que existe “una tenue recuperación del empleo”, aunque explicó que ello solo remite al 2015, por lo que en realidad “el país rebotó en lo que considero un tobogán”, en tanto confirmó que “el Ejecutivo tomó nota de esta realidad y, en verdad, aspira a comenzar a despegar en ese sentido”.

“La dirigencia sindical está abierta para explorar la agenda de posibilidades que impliquen defender los intereses de los trabajadores y a los millones de compatriotas que no abarca la representación gremial”, dijo Schmid, quien también reconoció que “el gobierno afirmó una cosa antes de los comicios y mantuvo luego ese discurso y, esa realidad, es al menos la impresión que la CGT se llevó hoy de la reunión en Trabajo”.

También ratificó que los convenios colectivos de trabajo deben continuar siendo ultraactivos, integrales y con jerarquía legal para que ningún instrumento menor perfore derechos, y afirmó que la CGT defiende una seguridad social universal y solidaria y el sostenimiento del modelo sindical, que ofrece unicidad a “las discusiones salariales y las centraliza, generando de esa forma equidad en todo el territorio nacional”.

Daer explicó que el nuevo convenio petrolero de Vaca Muerta fue algo específico para una región y circunstancia determinada, y para una actividad hasta entonces inexistente (extracción de gas no convencional), y fue acordado por un sindicato, pero “no se puede extrapolar al resto de los quehaceres”.

En la reunión con Triaca y Quintana también participaron Carlos Acuña (triunviro de la CGT y jefe del gremio de las estaciones de servicio); Francisco Gutiérrez (metalúrgico); José Luis Lingeri (obras sanitarias); Omar Maturano (La Fraternidad); Andrés Roidríguez (estatales de la UPCN), y Armando Cavalieri (comercio)

infogremiales