El Gobierno dio detalles de planes de viviendas en Diputados


El subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Abel Fatala.
El subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala, y el subsecretario de Desarrollo Urbano, Luis Bontempo, explicaron que no se otorgan «subsidios a madres» sino que se trata de un programa de obras pública en diversas jurisdicciones.

El subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala, y el subsecretario de Desarrollo Urbano, Luis Alberto Bontempo, fueron invitados a la comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados para dar detalles sobre los fondos utilizados por la Fundación Madres de Plaza de Mayo para la construcción de casas.

Durante su exposición, Bontempo aseguró que «no hay un solo certificado en la Fundación que no esté invertido en ladrillos», por lo que «la estafa» por la que se investiga a Sergio Schoklender fue cometida «fuera del sistema» de convenios para la construcción de viviendas sellado entre el Estado y organizaciones no gubernamentales.

Además, Bontempo indicó que desde el 2008 hasta hoy la Fundación de las Madres recibió un total de 765 millones de pesos para la construcción de viviendas y hospitales, y recibirá otros 500 millones de pesos más por obras aún en proceso de ejecución.

Fatala y Bontempo puntualizaron que el gobierno nacional entrega un 15 por ciento de anticipo financiero por obras encuadradas en proyectos que aprobados con informes técnicos, y que ese monto inicial «se va descontando certificado por certificado y cuenta con una póliza de caución».

«Auditamos cuando vemos que una obra está parada mucho tiempo», declaró Bontempo y remarcó que el gobierno «se encarga de auditar la cuenta del distrito donde se giran los montos para el inicio de obras».

En una larga reunión de comisión, presidida por el radical Hipólito Faustinelli, donde abundaron los cruces entre legisladores opositores y del oficialismo, Bontempo dijo que será la Justicia la que «deberá establecer cómo se realizó el desfalco».

La presentación del subsecretario de Obras Públicas

El subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala, expresó: «El trabajo previo y a posteriori que se hace en cada localidad remarca el carácter de factor de inclusión social, no sólo de construcción de viviendas, que a su vez, es por demás importante».

Por otra parte, el funcionario explicó que «las Madres son reconocidas, trabajan bien, y por el accionar de una persona no hay que poner en tela de juicio a todas las ONG». Y agregó que «las ONG fueron lo único que contuvo la pobreza en 2001/2002. Cuando la cosa cambió para bien, propusieron seguir ayudando pero desde otro lugar, con mayor intensidad».

Fatala detalló que «aquí se mencionó el caso de Almirante Brown. La cantidad de viviendas allí eran unas 160 y la fecha de realización era del 8/8/2008. Y el valor del metro cuadrado de este tipo de viviendas es de 1900 pesos y se han entregado 132 viviendas».

Por otro lado explicó que «en Chaco, en el barrio La Rubita y Campo de Tiro se han construido 170 casas, y 20 viviendas, respectivamente».

Conceptualizó además que «en los lugares donde se participa son de alta vulnerabilidad, tanto fue así que se asentó un nuevo tejido urbano que ocupó el lugar y se decidió el traslado a Campo de Tiro. Y luego se hizo una relocalización al borde del Impenetrable».