«El Gobierno británico desprecia el mandato de la ONU»


Las Malvinas Argentinas

El Gobierno criticó «el permanente desprecio del Gobierno británico al reiterado mandato de las Naciones Unidas» para negociar la soberanía. El primer ministro británico, David Cameron, había dicho que su postura «no es negociable».

A través de un comunicado, el Gobierno argentino rechazó las declaraciones del primer ministro británico, David Cameron, quien más temprano señaló que la soberanía de las islas Malvinas «no es negociable».

«La Argentina deplora que mediante dichas declaraciones, el Gobierno del Reino Unido, en un lamentable acto de arrogancia, se adjudica la autoridad de poner “fin a la historia” referida a una disputa de soberanía, reconocida por las Naciones Unidas y aún pendiente de solución», sostiene el escrito de la Cancillería.

El gobierno argentino rechazó así las declaraciones efectuadas en relación con las Islas Malvinas, por el Primer Ministro británico David Cameron ante la Cámara de los Comunes.

«Esta postura se suma al permanente desprecio del Gobierno británico al reiterado mandato de las Naciones Unidas y a los múltiples llamados de la comunidad internacional, instando a la Argentina y al Reino Unido a reanudar las negociaciones a fin de alcanzar una solución a la disputa de soberanía concerniente a la Cuestión Malvinas», señaló la Cancillería.

«La actitud británica evidencia una falta de respeto al derecho internacional que ese país ha venido demostrando con relación a la persistencia de una anacrónica situación colonial que agravia no sólo a la República Argentina sino también a la región en su conjunto, tal como lo demuestran las múltiples manifestaciones de preocupación por la situación planteada, emitidas por la OEA, MERCOSUR Grupo Río, Cumbre Latinoamericana y del Caribe, y la UNASUR».

A su vez, el comunicado reiteró la «disposición permanente a reanudar las negociaciones con el objeto de poner fin a esta disputa de soberanía, tal como lo solicitan las Resoluciones de las Naciones Unidas y la comunidad internacional en su conjunto».