EEUU: ordenan levantar congelamiento de fondos del BCRA


El Banco Central.

La Justicia de Estados Unidos ordenó el martes levantar un congelamiento sobre 100 millones de dólares que el Banco Central mantiene como depósitos en la Reserva Federal de Nueva York, en el marco de las demandas de bonistas contra el país. El Gobierno argentino destacó la decisión.


Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos ordenó el martes levantar un congelamiento sobre 100 millones de dólares que el Banco Central mantiene como depósitos en la Reserva Federal de Nueva York, en el marco de las demandas de bonistas contra el país.

El congelamiento había sido dispuesto en un fallo previo en respuesta a una presentación de dos fondos de inversión estadounidenses que demandaron a Argentina tras la cesación de pagos decretada a inicios del 2002.

Al levantar el congelamiento, el Segundo Tribunal de Circuito de Apelaciones revirtió un fallo emitido en abril del 2010 por el juez de distrito Thomas Griesa que había establecido que el Banco Central y Argentina debían tratarse de la misma manera, como «alter egos», a la hora de determinar si se confiscan o no activos.

Los fondos involucrados en el litigio son EM Ltd, que es controlado por el inversor Kenneth Dart, y NML Capital Ltd, una filial de la firma de inversión Elliott Management Corp, indicó Reuters.

El dinero en disputa, que estaba congelado desde el 2006, se mantiene depositado en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

La corte dijo que los depósitos de la autoridad monetaria argentina en la Fed de Nueva York son inmunes a embargos.

Consultados al respecto, desde Economía acotaron que, «con los bonos nuevos de la reestructuración de la deuda esto cambió y ahora se incluye en los contratos específicamente que la Argentina no renuncia a la inmunidad soberana sobre las reservas», entre otras precisiones.

En concreto, la Corte de Apelaciones sostuvo: «Porque la inmunidad del Banco Central no fue renunciada y que los fondos FRNY -(los depósitos en cuestión)- son propiedad del Banco Central mantenidos en su propia cuenta, sostenemos que esos FRNY Funds son inmunes a los incautamientos y restricciones».

Y agrega: «La Corte de Distrito -(la instancia superior del juez Thomas Griesa)- erró en concluir que los mismos estaban sujetos a jurisdicción para adjudicar un pleito de un embargo» de dichos fondos, sostiene el texto de 40 páginas.

Con este fallo, la Corte no tuvo siquiera que pronunciarse respecto del «alter ego», en la medida que considera que los fondos son reservas y gozan de protección especial bajo la ley estadounidense.
Expertos legales indicaron a Télam que, no obstante, esta decisión aún puede ser apelada por los fondos buitre a la Corte Suprema. «Pero se sabe que esta Corte toma en consideración y le da prioridad a casos que tengan interés federal», indicaron, desestimando de esta forma el avance de esa posibilidad.

Por otro lado, este fallo desactiva de algún modo la posibilidad de que prosperen demandas legales en Europa, como Basilea y en París, en donde se encuentran depositadas reservas argentinas.
La historia sobre el embargo de las reservas data desde que el presidente Néstor Kirchner decidió el pago total de la deuda con el FMI con reservas, en diciembre de 2005.

De los movimientos de esa operación que lograron detectar los fondos buitres, se congelaron -con una medida cautelar- cerca de 100 millones de dólares en enero de 2006.

Se trata del fondo NML, perteneciente a Elliott, el buitre más veterano de EEUU, y EM, del magnate Kenneth Dart, que en conjunto tienen el grueso de las demandas judiciales en EEUU por el default y se unieron en esta causa en contra de la Argentina.

Cuatro años después, en abril de 2010, Griesa confirmó ese embargo sobre la cuenta del Central, al encontrar que «los 105 millones no son de hecho propiedad del BCRA sino de la República», y que por tanto no gozan de inmunidad, lo que fue inmediatamente apelado por el país y recién hoy se conoció el veredicto de segunda instancia.

Por esos meses la Argentina sufrió el golpe de otra medida cautelar de los fondos buitres sobre otra cuenta del Central en EEUU.

En este caso el argumento de los fondos buitres fue la creación del Fondo del Bicentenario para pagar deudas al sector privado con reservas, durante el 2010, pero la medida no duró más de un mes.

Dicho embargo se produjo en medio de la pelea del ex titular del Banco Central, Martín Redrado, con el Gobierno, quien se negó a crear dicho fondo, y luego fue reemplazado por la actual titular de la entidad, Mercedes Marcó Pont.

Tras esos días de turbulencias, la Argentina logró en junio de 2010 concretar con éxito la segunda etapa del canje de deuda, y posteriormente el canje de los Brady, que le permitió normalizar más del 93% de la deuda en default, y recobrar la posibilidad de volver a los mercados internacionales para financiarse, si bien hasta el momento el Gobierno prescindió de esta vía y continuó utilizando reservas a un costo mucho menor al mercado.