Italia aprueba el ajuste y congela pensiones


El Senado italiano aprobó un fuerte plan de ajust

Los mercados presionan al Gobierno italiano a pagar un precio récord por su deuda, por eso, el Tesoro emite bonos a 5 y 15 años, y además, lanzan un programa que deja inmóviles las pensiones, introducen nuevos impuestos y preparan privatizaciones.

El Senado italiano aprobó un fuerte plan de austeridad con el que el Gobierno quiere sortear la presión de los mercados, que hoy lo obliga a pagar el precio más alto de la historia por emitir deuda a 15 años.

Según informó el gobierno de Silvio Berlusconi, el programa para reducir el déficit incluye privatizaciones, congela las pensiones e introduce el copago sanitario., Estas, entre otras medidas, haría ascender sus arcas en €70.000 millones entre los años 2013 y 2014.

Si a esta cantidad se le suma el coste de las medidas que ya entrarán en vigor entre este año y el próximo, el monto del ahorro se eleva a unos 79.000 millones de euros, según especificó esta mañana el ministro de Finanzas, Giulio Tremonti.

Aunque lo importante era que pasara la prueba del Senado, mañana se realizará la votación final que será a las 19. Cabe destacar que las modificaciones introducidas por la Cámara Alta suponen un endurecimiento del plan inicial.

En ese sentido, la principal novedad reside en que la carga del ajuste se equilibra más entre el ingreso y el gasto, con más medidas que antes para mejorar la recaudación fiscal. El Gobierno eliminará, a partir de 2013, una buena parte de las deducciones ahora existentes, como la de nacimiento de hijo, o pago por guardería.

En 2013 la desaparición de esas deducciones sumará 4.000 millones de más a las arcas públicas, pero la medida tendrá mucha más repercusión a partir de 2014, con 20.000 millones de euros de ingresos extra.

Mientras que la decisión más drástica de las adoptadas esta mañana corresponde al copago sanitario. El Senado decidió implantar esta medida que impondrá un pago de 10 euros por la visita al especialista y de 25 por la de urgencias.

En cuanto a las pensiones, los senadores acordaron también un endurecimiento del proyecto inicial, pues no solo se congelan las máximas, las superiores a 90.000 euros anuales, sino que les aplican un recargo de entre el 5% y el 10% en concepto de «solidaridad».

Además, se adelanta a 2013 el ajuste de la pensión según la esperanza de vida, lo que modifica la prestación según la expectativa vital del beneficiario. Por otro lado, la Cámara italiana renunció a recortar los privilegios de las profesiones que requieren colegiación, como la abogacía, tras las presiones ejercidas por este colectivo.

El debate del plan coincidió con una subasta de deuda del Tesoro italiano, que en plena tormenta de los mercados y con la rentabilidad exigida a sus bonos en niveles de récord, se ve obligado a elevar con fuerza los intereses por sus bonos a 5 y 15 años para colocar cerca de 3.000 millones de euros, el objetivo máximo de la emisión.

Italia acumula una deuda pública de 1,8 billones de euros, lo que equivale a más de la española, la portuguesa, la irlandesa y la griega juntas. No obstante, mantiene su déficit en niveles inferiores a los de estos países con un 4,6% del PIB.