Más denuncias contra Carrefour: «Salgan de acá porque son boleta»

Así una patota desarticuló una reunión de empleados del hipermercado. Otra vez miedos y «aprietes». Esta vez ocurrió dentro de la sucursal Vélez Sarfield del barrio porteño de Liniers el viernes último.

Empleados de Carrefour denuncian nuevos “aprietes” por parte de la empresa como respuesta a reclamos de mejoras en las condiciones laborales. Esta vez ocurrió dentro de la sucursal Vélez Sarfield del barrio porteño de Liniers el viernes último, cuando una patota (identificada con chalecos de la empresa) interrumpió una asamblea  y los “invitó” a que se retiren del local:  “Salgan de acá porque son boleta”, dijeron a los delegados.

“Estábamos reunidos con los trabajadores jerárquicos en el patio de comidas de esa sucursal hasta que una patota de más o menos 15 personas se acercó y nos dijo que  nos vayamos de forma inmediata”, explicó Martín Fonseca, representante gremial del Sindicato de Trabajadores Jerárquicos de Comercio.

“Textualmente me dijeron: ‘Flaco, salgan porque son boleta, acá en Capital ustedes no se pueden juntar’”, recordó el delegado de la zona sur y empleado de la sucursal Avellaneda.