La OTAN continúa el ataque y advierte que “Khadafi es historia”

Galería de Imágenes (2)
Continúan los enfrentamientos en Trípoli.
La portavoz de la Alianza Atlántica, Oana Lungescu, aseguró que «éste es el capítulo final del régimen libio», mientras se multiplican los enfrentamientos en Trípoli entre rebeldes y las tropas leales al mandatario del que aún se desconoce el paradero.

Mientras se multiplican los enfrentamientos entre opositores y leales al régimen libio, la OTAN aseguró hoy que el líder Muammar «Khadafi es historia» y advirtió que continuará los bombardeos en la ciudad capital, Trípoli.

«Para el régimen de Khadafi éste es el capítulo final. Khadafi es historia y cuanto antes lo comprenda mejor», señaló la portavoz de la Alianza Atlántica, Oana Lungescu. Sin embargo, aclaró que no bajarán la guardia ante los ataques de las fuerzas leales al coronel.

Mientras, los opositores y partidarios del líder libio mantienen hoy duros combates en varios barrios de Trípoli, según consignó la cadena catarí Al Yazira.

Abubakar Al Misrati, uno de los portavoces de la opositora Alianza del 17 de febrero, dijo a la emisora que los enfrentamientos afectan a varias áreas, aunque los más encarnizados tienen lugar en Bab El Aziziya, donde se encuentra la residencia de Khadafi.

Según la cadena, los jefes militares rebeldes atacan desde las primeras horas del día el complejo presidencial que cuenta con un palacio residencial y otras instalaciones dentro de seis kilómetros cuadrados.

«Miles de combatientes rebeldes están situados alrededor de la Plaza de la Victoria (antes Plaza Verde) y esperan poder lanzar el ataque final», sostuvo el corresponsal de Al Yazira.

Más temprano, el influyente hijo del mandatario, Saif al Islam negó que ayer fuera detenido por los rebeldes y llamó a la calma. «Estoy aquí para dispersar los rumores», dijo durante un breve discurso que ofreció a la prensa internacional tras aparecer por sorpresa esta madrugada en el hotel Rixos de la capital libia.

«Trípoli esta bajo control nuestro. Que todo el mundo esté tranquilo. Todo va bien», indicó el hijo del mandatario con mayor peso político, rodeado de decenas de simpatizantes.

Además, aseguró que su padre -de quien se desconoce el paradero- se encuentra bien y que las fuerzas gubernamentales continúan controlando la mayoría de la capital libia, a pesar de que los rebeldes informaron ayer de que dominaban toda Trípoli, a excepción de Bab al Aziziya, la residencia de Khadafi.

«Esta es una guerra de tecnología y electrónica para provocar caos y terror en Libia», dijo en alusión al mensaje que supuestamente recibieron ayer en sus móviles los partidarios de los rebeldes, anunciando la victoria sobre Trípoli y la caída del gobierno.