Megaoperativo en San Martín para hallar a Candela


La casa de Candela.

Un total de 300 policías bonaerenses revisan casa por casa de Villa La Esperanza con el objetivo de hallar a la menor. En tanto, sus familiares y amigos realizaron una nueva marcha por las calles de Hurlingham. La investigación apunta a una red de pedofilia y a un vecino.


Un total de 300 policías bonaerenses realizaban esta noche un megaoperativo en una villa de emergencia en el partido de San Martín para hallar a Candela Rodríguez, que está desaparecida desde hace ocho días.

Fuentes policiales confirmaron que los allanamientos se realizan casa por casa en Villa La Esperanza para intentar dar con la pequeña de 11 años o con pistas que puedan facilitar su aparición.

La Policía Científica revisó durante todo el día el perfil de facebook de Juan Emanuel Falasco, el ex convicto al que le allanaron esta mañana la vivienda en Hurlingham, ya que podía tener vinculación con la desaparición tras ser compañero de celda del padre de la niña en el Penal de Magdalena

En tanto, familiares y amigos de la menor realizaron una nueva marcha por las calles de Hurlingham para pedir por su aparición.

«Soy una mamá que le robaron a su hija. Falta poco, hija, aguantá. Mi hija va a aparecer», dijo Carola Labrador, al hacer un llamado a la solidaridad de toda la comunidad para encontrar a su hija.

Por otro lado, actores y deportistas se sumaron hoy a la campaña nacional «48 horas por Candela», en la que piden la ayuda de la población en la búsqueda de datos certeros, que permitan dar con el paradero.

Por eso, la Red Solidaria junto a la Fundación Personas Perdidas decidió lanzar una campaña con personajes famosos, a la que adhirió la organización Missing Children, para poder lograr que quienes saben sobre el paradero de Candela brinden los datos.

Candela Rodríguez salió el 22 de agosto de su casa ubicada en Coraceros al 2500 en la ciudad bonaerense de Hurlingham y desde ese entonces no se supo más de ella. A pesar de un gran operativo policial para dar con Candela, que incluyó allanamientos en distintos puntos del país, aún no se pudo hallar una pista segura que permita encontrarla.