“No estamos descartando ninguna línea de investigación”


Federico Nieva Woodgate, Fiscal General de Morón

Lo aseguró el fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, sobre el caso Candela. Aseguró que siguen las pistas de una camioneta y una casa allanada, y que el padre de la víctima negó cualquier vinculación con las llamadas.

El fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, dijo hoy que no están “descartando ninguna línea de investigación” en lo relativo a la desaparición y muerte de Candela Rodríguez.

“No tiene ninguna importancia como esta caratulada la causa. En este momento estamos investigando la desaparición y muerte de una criatura”, señaló en una conferencia de prensa, en la que advirtió: “No podemos nosotros entrar a analizar las linead de investigación, las pistas concretas o cualquier hipótesis que haya, porque si hacemos eso se las estamos haciendo a los delincuentes y estamos haciendo fracasar la investigación”.

El vocero judicial no descartó que la familia de la niña ocultara información relevante, ya que en todo momento negó saber de qué se trataba el llamado extorsivo que recibió días atrás. «Al momento del llamado se consultó con la familia, la familia negó que hubiera cualquier reclamo y le adjudicó eso a un de los tantos llamados malévolos que hubo en los 9 días, igual se rastreó ese llamado y se llegó a un locutorio de Capital Federal», detalló el fiscal.

«Por el momento no hay nada para imputarle penalmente a la familia. ¿Ustedes creen posible que en este momento estemos persiguiendo a los padres de la víctima?», aclaró el fiscal general.

Además, Nieva Woodgfate señaló: » La casa y la camioneta son la línea de investigación actual”. El fiscal Marcelo Tavolaro, por su parte, agregó: “Secuestramos una camioneta .La peritamos. Estamos esperando el resultado de esas pericias para saber si tiene que ver con el hecho».

“Es posible que efectivamente haya sido un error” no avisar ni alertar a la policía el llamado extorsivo del familiar de la niña con un hombre., dijo Nieva Woodgate previamente por CN23. “Cuando se recibió ese llamado se le preguntó a la familia y negaron que hubiera cualquier reclamo o motín”, agregó.

En relación a la investigación, contó que “hay tres posibilidades: que el llamado haya provenido de quienes cometieron el crimen y la familia tiene que haber sabido; otra es que haya sido una llamada falsa y que coincidió con la muerte; y la tercera que se haya tratado de una especie de pantalla para distraer”.

Por otra parte, respecto del testimonio de los padres, dijo que para avanzar en la causa es importante “saber si la familia nos ocultó infamación”. Dijo además que por “lo que hemos reunido nos permitiría decir que el cuerpo estuvo no más de una hora en ese lugar. Está al lado de la autopista. Un vehículo puede pasar, dejar una bolsa e irse en menos de un minuto”.