Confirman que en la casa allanada estuvo cautiva Candela


La policía recogió varios elementos para aportar a la casa.

Según versiones periodísticas, los investigadores afirmaron que el alimento encontrado en la autopsia coincide con el hallado en la vivienda que la policía revisó esta mañana en Hurlingham. Se trataría, además, del mismo material aparecido en la camioneta secuestrada.

Tras un peritaje, investigadores confirmaron que los restos de alimentos registrados en la autopsia de Candela coinciden con los encontrados en la vivienda que esta mañana allanó la Policía Bonaerense en el partido de Hurlingham. Por lo tanto, la pequeña habría estado en ese lugar mientras sus secuestradores la mantuvieron cautiva.

Fuentes policiales aseguraron que el procedimiento fue realizado en una casa y en un galpón deshabitado de la calle J.B.Kiernan 992, donde los vecinos aseguraron que vieron movimientos sospechosos durante el último fin de semana. El sitio se ubica a 15 cuadras del lugar donde ayer apareció el cadáver de Candela.

Según contaron los vecinos, la casa había estado habitada hasta hace un año por una pareja de ancianos, pero tras su muerte nunca más se acercó nadie al lugar.

Sin embargo, relataron que este fin de semana se hizo presente una hija de los ancianos junto a tres jóvenes con tachos de pintura, lo que llamó la atención de los vecinos que decidieron llamar a la policía.

Los efectivos policiales llegaron esta madrugada al lugar y realizaron un relevamiento en la casa y, luego, en una habitación lindera utilizada como galpón. Esta mañana, personal policial permanecía apostado en el lugar.

También esta mañana, la policía secuestró una camioneta que estaría vinculada a «El Gordo» Juan Manuel, vecino de Candela y amigo de su padre, en la que también se habrían hallado restos de alimento balanceado.