Gremiales

Choferes de La Plata denuncian condiciones de trabajo esclavo

Choferes de La Plata denuncian condiciones de trabajo esclavo

Junta a dirigentes de la CTA, los choferes de la línea Este de La Plata denunciaron despidos y la falta de compromiso político para resolver el conflicto por parte del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

Junto a los trabajadores despedidos de la línea Este, que fueran salvajemente reprimidos hace unos días, estuvieron presentes ayer Roberto Baradel, secretario General de la CTA provincia de Buenos Aires y los Secretarios generales Adjuntos Daniel Pérez Guillén y Raúl Calamante.

Los trabajadores de la Línea Este señalaron que lo único que buscan es “ser reincorporados en sus puestos de trabajo, que intervenga el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires para dar una solución al conflicto y que le permitan elegir a sus delegados de base que los representen ante la empresa”.

En ese contexto, Baradel indico que “desde la CTA, junto al resto de las organizaciones sindicales y sociales vamos a presentar en el Consejo deliberante de la Plata un pedido de recesión de contratos de concesión y adjudicaciones de ramales en caso de que la empresa de transporte no obedezca la conciliación Obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo y reincorpore a los trabajadores despedidos”.

Por su parte, Ezequiel Carone, trabajador despedido de la línea y baleado por la policía de la provincia de Buenos Aires indicó que “nosotros solo queremos trabajar en condiciones óptimas y no con las reglas de la esclavitud que nos tiene acostumbrado la empresa”.

En ese sentido, denunció jornadas de trabajo de casi 16 horas, sin baños en las cabeceras, sin el cumplimento de las horas de descanso necesarias, sin estabilidad laboral, sin derecho al reclamo, con suspensiones y descuentos arbitrarios”.

El trabajador herido de una balazo en la pierna aseveró que “no entendemos porque llegamos a esta instancia, no entendemos porque nos reprimieron, nos balearon, nos pegaron en el piso. Jamás imaginamos vivir una locura como esta por reclamar trabajar en condiciones aceptables de seguridad e higiene”.

Por ese motivo Carone insistió “solo queremos que el Ministerio de Trabajo, la Municipalidad de La Plata y el gremio de base nos apoye, nos dé una mano y nos permita ser trabajadores dignos y no esclavos de un sistema empresarial”.

Por último, la CTA de los Trabajadores se solidarizó con los choferes de todas las líneas de transportes municipal y región y convocó a movilizarse para frenar el plan de ajuste del gobierno nacional y provincial este viernes, 4 de noviembre.

Acerca del autor

Pablo Fernandez