Gremiales

CON LA EXCUSA DE “CUIDAR” EL EMPLEO, MACRI QUIERE SUPRIMIR LOS DERECHOS LABORALES

Con la excusa de “cuidar” el empleo, Macri quiere suprimir los derechos laborales

Macri con su ministro de Trabajo, Jorge Triaca (Archivo)

Con la excusa de “cuidar” el empleo, Macri quiere suprimir los derechos laborales

Tras limar el poder adquisitivo de la clase obrera y aumentar el desempleo, el presidente busca ahora la flexibilización apuntando contra los convenios colectivos de trabajo. “Estamos en el siglo XXI y no podemos seguir aplicando convenios del siglo XX”, dijo. La CTA y otras organizaciones salieron a responderle.

Desde que asumió en la Casa Rosada, Mauricio Macri lleva adelante un ajuste salvaje con despidos y medidas económicas para achicar el poder adquisitivo de los trabajadores y transferir una enorme cantidad de recursos hacia los sectores más concentrados de la economía.

Pero al mismo tiempo, tanto el presidente como sus ministros, junto a los medios hegemónicos, fueron alimentando la idea de flexibilizar las relaciones laborales. En el último año apuntaron contra los gremios y cuestionaron el derecho a huelga, las paritarias y la justicia laboral.

Ahora Macri aprovechó un acto de lanzamiento de un programa de capacitación en marketing digital para criticar los convenios colectivos de trabajo: “Estamos en el siglo XXI. No podemos seguir aplicando convenios del siglo XX. Al aferrarnos a esos convenios debilitamos los puestos de trabajo que tenemos. No sólo no nos fortalecemos, sino que ponemos en peligro lo que tenemos”.

El mandatario hizo estas manifestaciones pro-flexibilizadoras a dos días de que se retome con los gremios la discusión de un bono para el sector privado, en la antesala del debate por el Impuesto a las Ganancias y la discusión por ley de Emergencia Social y Alimentaria, que tiene media sanción del Senado.

“Necesitamos que los gremios también se renueven, que tengan la capacidad de poder pensarse, y tal vez, hay que pensar si los mismos dirigentes que han conducido gremios en los últimos 20 o 30 años se están dando cuenta de esa necesidad”, agregó Macri.

El titular de la CTA, Hugo Yasky, consideró que el presidente propone “la flexibilización laboral y la quita de derechos, que es el modelo que se trata de copiar del sudeste asiático”.

En declaraciones consignadas por el diario Página/12, Yasky aseguró que el mandatario pretende que el sindicalismo “sea cómplice de las políticas de ajuste” y añadió que “seguramente los convenios del siglo XXI son los que proponen los grupos empresarios cuando hablan de terminar con las paritarias, con los convenios colectivos de trabajo”.

En tanto, desde La Cámpora aseguraron que “Macri odia a los trabajadores” y recordaron los distintos pasos de Cambiemos: “primero empezaron con la grasa militante (…), luego dijeron que los sindicatos tenían que ver hasta dónde se podía discutir salarios sin arriesgar puestos de trabajo y ahora plantean desafiar la estabilidad y las normas básicas de cualquier rama del trabajo”.

“La idea de Macri es peor que la Ley Banelco ya que busca que cada trabajador discuta sus propias condiciones de trabajo en forma individual, el sueño neoliberal hecho realidad”, advirtió la agrupación en un comunicado.

 

Acerca del autor

Pablo Fernandez