Gremiales

Despidos masivos y toma de una firma textil

Despidos masivos y toma de una firma textil

Se trata de Tejedurías Naiberger. La firma resolvió la cesantía de 38 empleados. Los operarios tomaron la planta en reclamo de reincorporaciones. Temor por desalojo.

Otro conflicto en el sector textil. La actividad fuertemente golpeada por la caída del consumo en el mercado interno y la invasión de productos importados no deja de destruir puestos de trabajo y la situación es cada vez más tensa.

Ahora el foco se da en la planta de Tejedurías Naiberger, ubicada en el barrio porteño de Villa del Parque. Allí se le comunicó a 38 operarios que serían despedidos por la merma en las ventas.

Como respuesta, los empleados tomaron las instalaciones de la textil, de manera pacífica, reclamando por la continuidad laboral de todos los trabajadores.

Por la tarde se vivieron momentos de tensión, con amenaza de desalojo mediante, en lo que es un capítulo más de la compleja realidad de la industria textil que sigue expulsando gente del mercado de trabajo.

El secretario general de la Federación de Cooperativas Textiles (FeCooTex) y referente sindical de La Alameda, Ezequiel Conde, remarcó que “el gremio SOIVA y Cortadores se encuentran en la fábrica para respaldar a los trabajadores” y explicó que “de 100 empleados se producen estos 38 despidos con el único fin de tercerizar la producción en talleres clandestinos”.

En tanto, los empleados permanecieron toda la noche y la madrugada del miércoles dentro de la fábrica cuidando sus puestos laborales, mientras referentes de La Alameda permanecieron en la vereda de la textil respaldando y acompañando el reclamo.

Ayer mismo publicamos en InfoGremiales que la producción textil registró una merma de 5,3% en los primeros nueve meses del año respecto a igual período de 2015, mientras que la fabricación de prendas de vestir marcó una caída del 11% en similar lapso, según un informe elaborado por la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

La baja en la producción estuvo ligada principalmente al aumento a la caída del consumo interno, en un contexto en el que los precios de los productos marcaron incrementos superiores al 35% en lo que va del año.

Otro detalle pasó por el crecimiento de las cantidades importadas, que entre enero y septiembre subieron 14,7%, al sumar 198.000 toneladas frente a 173.000 toneladas de igual período del año anterior.

Acerca del autor

Pablo Fernandez