Gremiales

Día negro en La Plata: despidos, patotas y represión a choferes

Día negro en La Plata: despidos, patotas y represión a choferes

Dos choferes de la Línea 202 fueron despedidos por desafiliarse a la UTA y agremiarse a la UCRA. Sus compañeros pararon, pero una patota los atacó. Además la policía reprimió una protesta en Línea Este por despidos y suspensiones y dejó 25 heridos.

Un día de furia en la ciudad de las diagonales. Es que en dos firmas de transporte de la Capital bonaerense se vivieron horas de despidos, tensión y violencia que tuvieron un hilo conductor: el intento por disciplinar a las comisiones internas que no responden mansamente ante el avasallamiento de los derechos.

A primera hora de ayer dos trabajadores de la Línea 202 que une Berisso con La Plata fueron despedidos por desafiliarse a la UTA y agremiarse en la UCRA. La decisión de la empresa desató inmediatamente un paro desde la madrugada contra la persecución gremial.

Luego de iniciada la medida de fuerza, en la madrugada de ayer, apareció la patota dirigida por referentes sindicales de la UTA. “Hay un compañero herido que está en el hospital. Hoy de nuevo vimos como el sindicalismo empresarial actúa con la lógica de una barrabrava, en defensa de las empresas y en contra de los trabajadores”, explicó Juan Murgía, referente de la CTA Autónoma de Berisso.

“La UTA funcionó como el grupo de choque de Osmar Corbelli que es dueño de 7 líneas y que se enriqueció gracias a los subsidios, y es socio de la UTA”, añadió Murgia.

“El cuerpo de delegado de la UTA terminó barriendo la vereda con palas y escobillones, para sacar los residuos que quedaban de la protesta nuestra. La verdad que es algo insólito”, agregó el secretario General de la UCRA Regional, Cristian Bernardi.

“Nosotros llegamos a las 5 de la mañana y ellos estaban ahí. Luego del corte se juntaron y avisaron que iban a reprimir. Entonces, decidimos retirarnos pacíficamente para que no llegue a mayores, pero cuando vieron que nos íbamos no se quedaron conformes, nos siguieron, vino la orden de reprimir y empezaron los golpes”, describió Bernardi.

Más tarde siguió la violencia. Es que la Policía bonaerense reprimió y desalojó el predio donde los choferes de la empresa Expreso realizaban una protesta en el marco de un paro que mantienen desde hace una semana.

El hecho ocurrió anoche en un predio ubicado en la ruta 11 y 620 que mantenían ocupado los choferes de la línea Este y 520 y fue ordenado por el juez de Garantías de La Plata, Juan Pablo Massi.

img-20161024-wa0015Una fuente policial explicó que en el operativo, que incluyó el lanzamiento de gases lacrimógenos y balas de goma, se registraron 25 heridos y 40 detenidos, entre ellos los candidatos a delegados despedidos por la empresa, que fueron trasladados a la comisaría tercera del barrio platense de Los Hornos. Fueron liberados recién esta madrugada

El conflicto se inició cuando los trabajadores reclamaban “la reincorporación de 25 compañeros despedidos y el cese de suspensiones arbitrarias, que superaron las 102, y de las liquidaciones de sueldos erróneas”, afirmó Fabián Ayala, representante de los choferes.

El desalojo se da a horas del dictado de la conciliación obligatoria, por lo que cambia radicalmente la situación en la que llegan las partes a la negociación. El predio por estas quedó casi militarizado.

La orden judicial fue impulsada por la presentación en la causade la gestión del intendente macrista, Julio Garro, como afectado, lo que demuestra un claro posicionamiento pro empresarial del alcalde

Acerca del autor

Radio Gremial