El RIGI metió la cola y abrió una disputa por una planta de GNL

YPF condiciona la construcción de una planta de GNL en Bahía Blanca a que Buenos Aires adhiera el RIGI. Las declaraciones del presidente de la petrolera, Horacio Marín, generaron impacto y las consecuencias llegaron a las oficinas de la gobernación bonaerense en La Plata.

Un foco de conflicto se despertó entre la empresa YPF y el gobierno bonaerense de Axel Kicillof, luego que la petrolera le pidiera adherir al régimen de grandes inversiones (RIGI), como condición para instalar en Bahía Blanca una gigantesca planta de licuefacción que permita exportar el gas de Vaca Muerta, con una inversión que generaría miles de empleos. En la provincia de Buenos Aires son cautos mientras se mantienen negociaciones que también incluyen a un competidor directo: Río Negro.

El presidente de YPF, Horacio Marín, advirtió a la provincia de Buenos Aires que sin apoyo institucional al RIGI, la provincia perdería la posibilidad de emplazamiento de la planta de gas natural licuado (GNL) en la zona portuaria de Bahía Blanca. Actores ligados a Buenos Aires consideraron esta declaración como una “provocación” y un condicionamiento de la administración de Javier Milei, en la antesala del tratamiento parlamentario del paquete de leyes -que incluyen el RIGI – en la Cámara de Diputados.

Río Negro, la otra opción, aportaría apoyo legislativo en medio de las discusiones por la instalación de la planta. El municipio de Bahía Blanca y el de Punta Colorada de Río Negro se disputan el proyecto.

Marín reveló que desde YPF enviaron una carta oficial a los gobernadores Kicillof y Alberto Weretilneck con tres puntos de incentivos económicos y cuatro de ayudas en permisos. Allí les piden adherir al RIGI, el esquema de flexibilización impositiva, aduanera y cambiaria para que a las compañías que inviertan más de US$ 200 millones en el país se les garantice “estabilidad fiscal durante 30 años”.

En la Legislatura bonaerense, todos los bloques de ambas cámaras, a excepción de La Libertad Avanza, firmaron el respaldo a Bahía Blanca. En simultáneo, Kicillof firmó un decreto para declarar de interés provincial la propuesta presentada por las empresas petroleras. Esto incluye la instalación de la planta de licuefacción de gas, la infraestructura necesaria para su concreción y los estudios técnicos vinculados a la explotación del gas natural licuado en Argentina.

Una fuente cercana al gobierno provincial resumió a este medio: “Bahía Blanca tiene ya desarrollada mucha infraestructura, tiene antecedentes, recursos humanos”. Por otro lado, señaló que “el presidente de YPF apunta a beneficiarse con el RIGI, lo cual supondría menores costos impositivos”.

Del otro lado, una fuente que se vincula con el mercado en el que se desenvuelve YPF se refirió a la disputa entre amabas jurisdicciones: “La que otorgue mas beneficios se queda con el proyecto. Y eso lo saben los dos gobernadores. Pero si no hay RIGI no hay proyecto para el país”. 

Se suponía que la definición de este proyecto iba a concretarse en junio, pero las dilaciones harán que se resuelva en los “próximos meses”, según explicaron a El Destape sectores cercanos a la negociación.

La importancia del proyecto para Buenos Aires

Si YPF y Petronas se inclinan por Bahía Blanca, se estima que las exportaciones de la provincia de Buenos Aires pasarían de representar el 36 al 50 por ciento a nivel nacional. Además, se prevé la creación de alrededor 6.000 empleos directos e indirectos durante su construcción, y tres mil durante el período de funcionamiento.

Incluso el intendente de Bahía Blanca, Federico Susbielles, se expresó en la Legislatura Bonaerense y explicó el valor del proyecto. Aunque en 2023 la provincia reservó 1.500 hectáreas en el predio del puerto bahiense, la victoria de Milei en el balotaje generó un temblor político que postergó las aspiraciones de la ciudad.

Sobre la conveniencia técnica de que la planta se radique en Bahía Blanca, el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, explicó hace algunas semanas que hay diferentes argumentos que sostienen esta postura. Entre los fundamentos se encuentran la conectividad terrestre desarrollada y la conexión ferroviaria que existe desde el puerto, que Bahía Blanca cuenta con el quinto polo petroquímico de Sudamérica, lo que genera que su sinergia industrial ya esté consolidada. Además, el municipio posee empresas especializadas en el área y una red de proveedores de insumos y servicios desarrollados.

Además, tiene mano de obra local especializada, centros de formación universitaria con carreras especializadas en la temática vinculada al proyecto, y es una ciudad “con todos los servicios generales necesarios para los trabajadores que desembarquen en el proyecto”, apuntó Costa. El puerto, por sus características, permite navegar todos los días del año, ya que condiciones marítimas como el bajo oleaje, facilitan la navegación cotidiana.

 

FUENTE :EL DESTAPE

A %d blogueros les gusta esto: