Economía Nacionales

Kulfas: “La industria ya opera en niveles similares al año pasado”

Escrito por Radio Gremial

ECONOMIA//NACIONALES                       Fuente: La Politica Online   //    Tres Lineas

El ministro de Desarrollo Productivo expuso el presupuesto en Diputados. Katopodis prometió subir 500% las obras en saneamiento y Arroyo mayor inversión en planes de empleo.

 

El ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas aseguró que la industria argentina funciona a niveles similares a los anteriores a la pandemia, pero que se ve golpeada por cambios en los perfiles de consumo que reducen la demanda.

Fue durante su exposición ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, presidida por Carlos Heller, en la que también anunciaron sus proyecciones el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis y el de Desarrollo Social Daniel Arroyo.

Kulfas fue el primero y destacó que la recesión del segundo trimestre del año fue de las más grandes de la historia pero que aún así el comercio registra una caída menor a países vecinos como Perú y Colombia; y a otros como India, España, Inglaterra y Francia.

Explicó que eso se debe a “estímulos monetarios” por 1.75 billones, un 6% del PIB, que incluyen asistencia productiva, créditos y pymes y ATP, el programa por el cual el Estado le paga hasta el 50% de los salarios a las empresas y en los últimos meses, dijo Kulfas, fue mucho menos requerido.

“La industria ya opera en niveles similares al año pasado, aunque con realidades sectoriales heterogéneas. Se ven algunos cambios en el perfil de consumo, es decir básicamente una adaptación a una vida con menor movilidad social”, explicó la continuidad de la recesión.

Y destacó que una de las principales áreas de su presupuesto es y seguirá siendo el Fondo de Garantías para pymes, el Fogar. “Siempre se habla de la inclusión financiera de las personas y está bien, pero para las pyme es vital porque se financian por sus propios medios o con descuentos de cheques. Nuestra prioridad es que nadie que no tenga una idea se quede sin financiamiento”.

Para lograrlo habrá una fuerte suba el gasto en capital, que pasará del 3 al 26 por ciento. El diputado del PRO le recriminó la modalidad de baja de las retenciones en el tercer trimestre al sector agropecuario para liquidar divisas. “No son medidas para los productores sino para 8 grandes exportadoras”.

La industria ya opera en niveles similares al año pasado, aunque con realidades sectoriales heterogéneas. Se ven algunos cambios en el perfil de consumo, es decir básicamente una adaptación a una vida con menor movilidad social

“Además de hacer un anunció sobre la soja y el fondo de compensación para pequeños productivos hicimos un replanteo grande de las retenciones y reintegros a bienes industriales como 6000 productos, como el vino o textiles, hasta llevarlos a tasa cero. El sistema vigente de retenciones no premiaba la agregación de valor”.

“Los derechos de exportación diferenciales son incentivos. No es lo mismo exportar una materia agrícola que con un producto de mayor contenido. Si hay mas exportaciones se beneficia todo el país porque hay más empleo y hay más ingreso de dólares. El problema de dólares no se revuelve tomando deuda. Se resuelve exportando mas y produciendo mas divisas que se pueden conseguir con producción interna”.

Un dato: Kulfas pidió reconocer a la industria de Córdoba que fabricó respiradores para afrontar la crisis del Covid 19, cubrió la demanda nacional y exportó a India y a países vecinos. “No fue lo que ocurrió en países de la región”.

Katopodis definió sus objetivos de 2021 como contribuir y generar infraestructura para garantizar “mayor competitividad y desarrollo” y para todo su mandato, que haya obras en los 2300 municipios del país. Como había anunciado el ministro de Hacienda Matías Kulfas, con la reducción de la carga de intereses por la refinanciación de la deuda, la obra pública duplicará su peso en el presupuesto y pasará de 1.1 a 2.2% del PIB.

Y entre las principales obras estarán las dedicadas al saneamiento de agua y cloacas, con una suba del 500 por ciento. “Hay 7 millones de argentinos que no tienen agua, y 20 millones que no tienen cloaca”, aseguró Katopodis. Anunció una transparencia “muy estricta”, con un mapa de inversiones con datos abiertos de proyectos, licitaciones y ejecuciones.

Los diputados propios y ajenos lo acorralaron con preguntas sobre rutas nacionales pendientes. El neuquino Pablo Schlereth reclamó la conexión entre Añelo y la capital provincial, clave para el desarrollo de Vaca Muerta; pero el ex gobernador riojano Sergio Casas y el mendocino Omar Félix, del Frente de Todos, pidieron carreteras para sus provincias.

Lucía Corpacci, ex mandataria de Catamarca, reclamó una obra de agua para su provincia. Katopodis destacó la construcción de 8 hospitales modulares para el gran buenos aires y anunció la recuperación de 2 de los 6 corredores viales que Mauricio Macri planeó construir bajo la extinguida modalidad del Programa de Participación Pública Privada (PPP).

Arroyo repasó los duros datos de la pobreza que deja el Covid: 40.9 % de pobreza, condición a la que acceden quienes no ganan más de 44 mil pesos por grupo familiar; y 10.5% de indigentes. Pero hay un 56% de pobres entre los chicos de hasta 14 años; y 49.6% entre quienes tienen 15 a 29 años. La desocupación alcanza el 13%.

“La situación social es critica en Argentina e inestable, con un gran despliegue de políticas sociales que la ha amortiguado”, garantizó y reiteró que la ayuda social pasó de ser recibida por 8 a 11 millones de personas. Se sumaron changarines que no pudieron acceder a trabajos informales.

La inversión alcanzó los 85 mil millones de pesos y el ministro reconoció que la necesidad de cubrir a 3 millones de personas más bajó la calidad de los alimentos: antes el 67% eran para comprar leche, carne, fruta y verduras; y hoy menos del 50% se destina a esos productos. “Hubo un empeoramiento de la calidad nutricional”.

Una de las apuestas para 2021 es el plan Potenciar trabajo, que consiste en completar salarios de trabajos para incorporar a beneficiarios de planes sociales al mundo laboral. Hubo 57 mil millones de pesos invertidos y el año que viene escalará a 113 mil millones, sólo 2 mil millones menos que el presupuesto de alimentos.

Sería con ese presupuesto que se cubra a los beneficiarios el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que no se puedan reinsertar en el mundo del empleo. “Tenemos que generar 300 mil puestos de trabajo”.

La otra apuesta es la urbanización de los barrios populares a través del registro creado con una ley aprobada hace dos años, el Renavap.  Demandará  6.600 millones para urbanizar 400 barrios por año de los 4400 asentamientos que se registran, con 4 millones de personas. “Priorizamos las zonas húmedas: baño y cocina. Y luego habitaciones para evitar asentamientos

Acerca del autor

Radio Gremial