Economía Nacionales

La Copal pide libertad para aumentar los precios de los alimentos y no resignar ganancias

Escrito por Radio Gremial

ECONOMIA/NACIONAL    Fuente: Info Alimentación

El presidente de la Coordinadora de Industrias Alimenticias (Copal), Daniel Funes de Rioja, pidió que el gobierno ponga fin a los controles de precios y que habilite aumentos de hasta el 35%. Buscan frenar los mecanismos de control de  precios impulsados por el Estado para no  resignar ganancias.

La Copal salió a hacer lobby nuevamente para que dejen subir precios a las alimenticias.

Lo hicieron a través de su portavoz predilecto, el presidente de la entidad patronal, Daniel Funes de Rioja.

El vicepresidente de la UIA pidió nuevamente que se ponga fin al control de precios.

Ello a pesar que las subas impactan en la canasta básica y en el aumento de la pobreza.

Es que los alimentos miden la cantidad de alimentos a la que una familia puede acceder.

Solo les importa ganar, ganar y ganar

La cámara de las compañías alimenticias se reunirá para analizar el impacto de los programas de control en las góndolas en las empresas.

Sin embargo, el Gobierno oficializó que extenderá más allá del 31 de enero el esquema de control de precios.

Este generó más rechazo entre las empresas del sector alimenticio.

Se trata de Precios Máximos, que implicó un congelamiento obligatorio de precios.

La Copal reclama aumentos de precios en los alimentos

Ello, en distintos rubros al inicio de la pandemia, entre ellos básicos como limpieza o alimentación, y que tuvo dos ajustes de valores durante 2020.

Precios Máximos es un programa que corre por una vía paralela a la de Precios Cuidados.

Industria alimenticia dice que los precios tienen atraso de 35%

La semana pasada la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios emitió un polémico comunicado en el que se desligó de las responsabilidades por la aceleración de la inflación.

Desde la Copal apuntaron a las carnes y las verduras por el avance inflacionario y volvieron a remarcar que sus insumos avanzaron más rápido que los precios.

Los empresarios reclaman el fin del congelamiento de precios y libertad para fijar precios.

Desde el sector privado indican que sus precios aún están rezagados. “Venimos con atrasos del 35%”, le dijo a Ámbito Financiero el empresario del café Martín Cabrales.

Al mismo tiempo señaló: “nos sacaron de Precios Máximos pero no nos dejaron aumentar más del 5% y eso no llega a cubrir lo que subieron las materias primas ni el dólar”.

Lo cierto es que el alza de los precios fue encabezado nuevamente por  el rubro alimentos y las bebidas no alcohólicas.

Estos productos son los que tienen mayor impacto en la canasta de consumo de los sectores medios y bajos de la pirámide económica, por lo que son los sectores más vulnerables los que sufren los incrementos de precios.

El rubro alimentos y bebidas subió por encima de la media y tuvo una variación del 4,4% durante diciembre y acumuló un alza del 42,1% durante los doce meses del año, según el INDEC.

Mientras el Gobierno frenar la escalada de precios mediante mecanismos y leyes,  el sector privado argumenta que tiene costos atrasados.

El Gobierno va por una nueva etapa

El Poder Ejecutivo y los empresarios negociaron la nueva etapa de Precios Cuidados que comenzó este martes con la premisa de avanzar en un deslistamiento de Precios Máximos.

El Gobierno busca ampliar el programa de Precios Máximos.

Ese desarme empezó en octubre y tuvo un segundo capítulo ayer, con la salida de productos de unas 40 categorías.

Según afirmaron fuentes oficiales, aún no está definido si Comercio Interior habilitará en las próximas semanas un nuevo aumento.

La Copal defiende a la patronal

La cúpula de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) se reunirá este miércoles para analizar cómo queda parada la industria con la extensión de Precios Máximos.

El presidente Funes de Rioja afirmó que la cámara “está de acuerdo con la política de Precios Cuidados»

“No así con Precios Máximos», apuntó.

Las grandes alimenticias no quieren resignar ganancias y piden libertad para aumentar precios

Esa situación, aseguró Funes de Rioja, “nos da como resultado un desfasaje marcado”.

“Los costos superan a los precios en una proporción que no es homogénea. Las materias primas importadas llegaron a aumentar entre 45 y 90 por ciento”, remarcó el ejecutivo.

 

Acerca del autor

Radio Gremial