Nacionales Sindicales

Las grandes alimenticias cierran el 2020 generando más pobreza

Escrito por Radio Gremial

SINDICAL//NACIONALES   Fuente: Info Alimentación  //  Tres Líneas

Las grandes alimenticias cierran el 2020 generando más pobreza

Según un informe de Consumidores Libres, el precio de la Canasta Básica aumentó 3,6 % en la primera quincena de diciembre, generando mayor presión inflacionaria y haciendo que cientos de trabajadores ingresen a la pobreza.

Las grandes empresas alimenticias volvieron a ser protagonistas en el mes de diciembre al meter mas argentinos en la pobreza como consecuencia de la suba indiscriminada y unilateral de precios de sus productos que impactó en la suba de los precios de la canasta básica alimentaria.

Ello agravado por el momento de las fiestas de fin de año que elevaron aún más los precios de los productos e hicieron que nuevos argentinos no puedan acceder a los productos básicos de primera necesidad.

Es que el valor de la Canasta Básica define la cantidad de bienes básicos a los que una familia puede acceder en un mes, y por ello, al subir los precios muchas familias quedaron bajo la línea de la pobreza.

Las subas no fueron circunstanciales, porque las empresas alimenticias, vienen siendo responsables del incremento de precios desde que inició el 2020, a tal punto que ya se encuentran liderando los sectores que movilizaron la inflación de este año.

 

Cierran el año con aumentos

 

Para el último mes del año, la consultora Consumidores Libres, destacó que la Canasta Básica aumentó un 3,6% durante la primera quincena de diciembre por la suba generalizada de precios de los alimentos.

Ello, a pesar que los empresarios del sector salieron a afirmar, sin avergonzarse, a través de la entidad que los representa, la Coordinadora de Empresas Alimenticias (COPAL) que no son responsables de las subas generalizadas de precios.

La realidad marca, sin embargo otra cosa, y es que hoy, por las crecientes remarcaciones de las listas de los supermercados, enviados por las alimenticias, nuevos grupos familiares volvieron a caer debajo de la línea de la pobreza.

Los empresarios siempre ganan

El Indec dio cuenta de que el costo de la Canasta Básica Total, que estima el precio de los alimentos más indumentaria y transporte, subió 3,8 % en septiembre, y siguió subiendo en el mes de diciembre.

Los alimentos suben más que la inflación

El dato mas sorprendente es que, en los primeros nueves meses del año, la Canasta Básica Total aumentó 21,1 % y la Alimentaria el 24,7 %, diferencia que se debe esencialmente a que las tarifas de los servicios públicos, y el transporte se encuentran congelados.

Si bien ese dato todavía no está disponible para el mes de diciembre, las consultoras ya estiman que las empresas de alimentos y bebidas seguirán incrementando el costo de sus productos e impactando sobre la canasta básica de alimentos.

Es más, al cierre del primer semestre del año el índice de pobreza se ubicó en 40,9%, por encima del 35,4% de igual período de 2019, haciendo que la relación entre el aumento de precios de las alimenticias y la aparición de más pobres, quede expuesta.

Por su parte, el Índice de Indigencia ascendió al 10,5%, contra el 7,7% de enero-junio del año pasado, de acuerdo al relevamiento presentado por el Indec, por lo que es otro dato que el Gobierno agendó como trascendental.

Entre ambas mediciones, la economía en su conjunto cayó 19,1%, la desocupación aumentó al 13,1 %, del 10,6% anterior y la inflación al 42,8%, según cifras del Indec. El Índice de Pobreza del 40,9% es la medición más alta desde el primer semestre del 2004.

18 millones de pobres, en Argentina

De esta forma, sobre una población estimada en 45 millones de personas, las cifras que brindó el Indec a en el mes de septiembre proyectaron que alrededor de 18 millones son pobres y que este número representa al 30,4% del total de los hogares.

Entre estos 18 millones de pobres, hay poco más de 4 millones que son indigentes, es decir que sus ingresos no les alcanzan para comer, y que explican el 8% del total de los hogares.

Sin embargo, para diciembre, por los aumentos de las empresas de alimentos y bebidas que ya miden las consultoras, se espera que mas personas integren la lamentable lista que las empresas no ayudan a achicar.

Las grandes alimenticias niegan lo innegable

A pesar de las cifras de las consultoras y del INDEC, los empresarios del sector alimenticio aseguran que no son la causa de la inflación tras aumentar precios por encima del promedio inflacionario del año y estar entre los sectores que más aumentaron en 2020.

Así lo manifestaron a través de Daniel Funes de Rioja, presidente de la Coordinadora de Industrias de la Alimentación, quien dijo que hay comercios que suben los precios por «miedo» en relación a la reposición de stock.

El representante del sector alimenticio dijo que los empresarios “no son la causa de la inflación”. La explicación desopilante de Funes de Rioja es que las alimenticias no tienen que ver con los aumentos.

Ello, en un intento sobreexigido para tratar de deslindar de responsabilidades a sus representados, y a pesar que son las cifras del propio INDEC las que registraron que fueron las empresas alimenticias las que más subieron precios en el año.

La estrategia de la victimización

Según Funes de Rioja los empresarios “no somos la causa, somos la consecuencia”. Así, argumentó que el sector empresarial tuvo «incrementos de costos de insumos, que variaron del 25 al 40 por ciento o más».

En declaraciones radiales, subrayó: «En este contexto, la situación es compleja. Tenemos que tener una estrategia de reconstrucción y luego de crecimiento».

 

Acerca del autor

Radio Gremial