Línea Aguas y Gaseosas Nacionales

Nestlé puede vender sus marcas de agua embotellada en Estados Unidos y Canadá

Escrito por Radio Gremial

La semana pasada se publicaron varios artículos en la prensa suiza, canadiense y estadounidense informando que Nestlé S.A. estaba considerando vender todas sus marcas de agua embotellada en los EE.UU. y  Canadá.

NACIONALES//CORDOBA//         Fuente: El Diario Villa Carlos Paz

«El Consejo de Administración de Nestlé S.A. ha aprobado hoy una nueva dirección estratégica para su negocio de Agua. La empresa centrará su atención en sus marcas internacionales icónicas, sus marcas líderes de agua mineral de primera calidad, e invertirá en una hidratación saludable y diferenciada, como los productos de agua funcional. (…) Al mismo tiempo, el Consejo llegó a la conclusión de que sus marcas regionales de agua de manantial, el negocio de agua purificada y el servicio de entrega de bebidas en su unidad de Nestlé Waters North America quedan fuera de este enfoque. En consecuencia, la empresa ha decidido explorar opciones estratégicas, incluida una posible venta, para la mayoría de las actividades de Nestlé Waters en América del Norte (Estados Unidos y Canadá), excluyendo sus marcas internacionales. Se espera que esta revisión se complete a principios de 2021».

Sin embargo, parece que se trata de mucho más que de una decisión comercial: es más bien una maniobra para proteger la estrecha relación entre Nestlé y el Gobierno suizo de la atención pública.

Ésta estrategia fue utilizada anteriormente por Nestlé en Brasil en 2018, cuando Nestlé anunció la venta de todas sus marcas de agua embotellada en Brasil a una empresa brasileña. Durante más de 15 años, los movimientos ciudadanos brasileños de la región del Circuito das Águas, en el Estado de Minas Gerais, habían estado luchando contra las instalaciones de toma y embotellamiento de agua de Nestlé en la ciudad de São Lourenço. En 2006 el Movimiento Ciudadano tuvo su primera victoria significativa: Nestlé tuvo que detener la producción de agua embotellada «Pure Life» en São Lourenço. Esta victoria sólo fue posible gracias a que el movimiento ciudadano llevó su lucha a Suiza, donde varias ONG dieron su apoyo a su campaña. En la prensa suiza en francês, italiano y aleman aparecieron artículos sobre Nestlé en São Lourenço, y la televisión suizo-italiana realizó un breve documental sobre São Lourenço. Esto resultó ser un factor decisivo en la lucha de los ciudadanos contra la gigantesca empresa suiza: la campaña suiza fue demasiado perjudicial para la imagen de Nestlé en Suiza.

En 2018 el Foro Mundial del Agua – World Water Forum – tuvo lugar en Brasilia, capital de Brasil. El WWF es el evento internacional más importante de las empresas privadas dedicadas a la privatización del agua. En 2018 por primera vez el WWF tuvo el patrocinio masivo del sector del agua embotellada: Coca-Cola, Nestlé y AB InBEV. El «mensaje» del WWF 2018 a Brasil fue: queremos su agua. Nestlé anunció que vendería sus marcas de agua embotellada brasileñas sólo unos meses después de este foro de empresas multinacionales. La decisión de Nestlé de vender las marcas de agua que embotella en Brasil no tenía sentido a menos que se pretendiera otra cosa.

Nestlé estuvo presente en el WWF de Brasil en el Pabellón Oficial Suizo, junto con las ONG suizas HELVETAS y Caritas Suiza y también la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE). Aunque si Suiza tiene uno de los mejores servicios públicos de agua del mundo, el Gobierno suizo ordena a la COSUDE que apoye plenamente la privatización del agua en el extranjero y Nestlé es un estrecho colaborador de la COSUDE. El Grupo de Recursos Hídricos (WRG), una iniciativa lanzada por Nestlé, Coca-Cola y Pepsi para ejercer presión en todo el mundo a favor de la privatización del agua, fue financiado por la COSUDE y el Director de la COSUDE tiene un puesto en su «Consejo de Gobernanza» (ver en https://www.2030wrg.org/about-us/governance/)   https://www.2030wrg.org/about-us/governance/

Más de 20 ONG, sindicatos y movimientos sociales brasileños conscientes de esta estrecha relación entre la COSUDE y Nestlé, entre ellas organizaciones indígenas y el Movimiento de los Sin Tierra, enviaron una carta pública al embajador Manuel Sager, entonces director de la COSUDE, exigiendo que ésta dejara de apoyar las políticas de privatización de Nestlé y se comprometiera en cambio a establecer asociaciones público-públicas, ayudando así a los países más pobres a desarrollar sus propias empresas públicas de agua siguiendo el modelo suizo. (La carta original en portugués está aquí: https://multiwatch.ch/content/uploads/2018/03/201803_OffenerBrief_BRA_DE… ).   https://multiwatch.ch/content/uploads/2018/03/201803_OffenerBrief_BRA_DEZA_Port.pdf

La ONG suiza MULTIWATCH tradujo esta carta al alemán y la hizo pública en su sitio web ( ver aquí: https://multiwatch.ch/content/uploads/2018/03/201803_Offener-Brief_DEZA_… )

Además, Multiwatch pidió a varias organizaciones suizas, incluidos los partidos políticos, que apoyaran la demanda brasileña. (ver aquí: https://multiwatch.ch/content/uploads/2018/04/20180412_DEZA_OffenerBrief… ).  https://multiwatch.ch/content/uploads/2018/03/201803_Offener-Brief_DEZA_Deu.pdf

Entonces quedó claro que la demanda brasileña podía traer problemas a la COSUDE y a su asociación con Nestlé. Y fue en este contexto que Nestlé anunció repentinamente su decisión de vender todas sus marcas de agua embotellada brasileñas a una empresa brasileña. Fue una decisión tomada con el fin de proteger la imagen de la COSUDE y evitar otra campaña internacional contra las instalaciones de agua embotellada de Nestlé y las tomas de agua en Brasil.

Al «vender» las marcas de agua embotellada a una empresa brasileña, Nestlé puso distancia entre los movimientos ciudadanos que luchan contra la toma de agua y las instalaciones de embotellado. Esta maniobra eliminó el «estigma» de la marca Nestlé de los nuevos propietarios brasileños y protegió la imagen de la COSUDE dentro de Suiza de otra campaña internacional que podría dañar la imagen de la COSUDE.

La «venta» de las marcas de Nestlé no cambió nada en Brasil. Las operaciones de embotellamiento y el daño ambiental causado por las instalaciones de agua embotellada continuaron después de la transferencia de Nestlé a la compañía brasileña. De hecho, el único cambio visible fue la atención que los medios de comunicación prestaron a los esfuerzos de los movimientos ciudadanos: recibieron MENOS atención de la prensa porque la lucha contra una gigantesca corporación transnacional como Nestlé tiene mucho más atractivo que la lucha contra una embotelladora de propiedad local. No fue posible confirmar si la venta realmente ocurrió o no, ya que tales transacciones se mantienen en secreto. Sólo estaba el anuncio hecho por Nestlé. Y no hubo información en la prensa sobre los propietarios de las fuentes de Nestlé -de donde viene el agua- sólo sobre las marcas.

La situación es muy similar hoy en día a lo que está sucediendo en los EE.UU. y Canadá con respecto a Nestlé. Es necesaria una breve cronología para entender la historia:

En febrero de 2019 tuvo lugar en VITTEL, Francia, un primer encuentro internacional entre los movimientos que luchan contra el acaparamiento de agua de Nestlé, al que asistieron canadienses y yo mismo de Suiza y Brasil. En noviembre de 2019 la organización de base canadiense Wellington Water Watchers organizó el evento «All Eyes on Nestlé», que reunió a movimientos ciudadanos de los Estados Unidos, Canadá, Francia y Brasil/Suiza, todos comprometidos en la lucha contra Nestlé. Otra reunión internacional, prevista para marzo de 2020 en Suiza, fue cancelada debido a la pandemia de COVID-19.

Entretanto, el ministro de Asuntos Exteriores suizo Ignazio Cassis impulsó una nueva estrategia para la COSUDE: un mayor compromiso del sector privado – incluyendo a Nestlé – con la Ayuda al Desarrollo de Suiza. Un paso importante en esta dirección ya fue dado por la COSUDE en octubre de 2019 cuando Christian Frutiger – ex-jefe de asuntos públicos de Nestlé – fue nombrado vice-director de la COSUDE! Este nombramiento habría pasado desapercibido para la opinión pública suiza si no fuera por una petición internacional lanzada en Estados Unidos por Story of Stuff y dirigida a Ignazio Cassis exigiéndole que revocara el nombramiento de Christian Frutiger. (Ver aquí: http://action.storyofstuff.org/sign/nestle-Swiss-agency-water-aid/     http://action.storyofstuff.org/sign/nestle-Swiss-agency-water-aid/) La prensa suiza se ocupó del tema y se publicaron varios artículos al respecto.

La ONG política suiza PUBLIC EYE publicó entonces un informe ( aquí en francés: https://www.publiceye.ch/fr/des-subventions-de-la-ddc-pour-les-multinati… ) sobre el sector privado y la ayuda al desarrollo de Suiza. Public Eye tuvo acceso a algunos documentos oficiales que se hicieron públicos en este informe, incluyendo un  ‘Memorandum of Understanding’ -Memorándum  de Entendimiento – (MOU) firmado en 2017 entre Nestlé y la COSUDE (ver aquí en inglés: https://www.oeffentlichkeitsgesetz.ch/downloads/befreite-dokumente/2/EDA… https://www.oeffentlichkeitsgesetz.ch/downloads/befreite-dokumente/2/EDA%20DEZA%20MoU%20Nestle.pdf  )

En este documento se censuraron los nombres de las personas que firmaron el memorándum en nombre de Nestlé y de la COSUDE, pero un periodista de BLICK publicó un artículo el domingo 7 de junio confirmando que Christian Frutiger lo firmó en nombre de Nestlé.

Para dejarlo claro: la COSUDE y Nestlé acordaron un memorándum de entendimiento donde está escrito en la página 3:

«Por lo tanto, Nestlé está dispuesta a invertir recursos y conocimientos en las comunidades y el medio ambiente a través de asociaciones público-privadas, siempre y cuando las inversiones creen también valores empresariales a largo plazo».

Menos de 2 años después, el Sr. Christian Frutiger, que firmó este memorándum de entendimiento en nombre de Nestlé, es nombrado Vice-Director de la COSUDE. Bajo su control directo se encuentran los programas de la COSUDE sobre el cambio climático y… ¡¡¡Agua!!! La relación incestuosa entre Nestlé y la COSUDE se está convirtiendo en un escándalo en Suiza y el Ministro de Asuntos Exteriores suizo Ignazio Cassis está siendo muy criticado públicamente.

Algunas organizaciones canadienses enviaron cartas a Alliance Sud – una coalición de ONGs suizas – exponiendo sus preocupaciones sobre la nominación de Christian Frutiger en la COSUDE e informando a Alliance Sud sobre algunos de los problemas con Nestlé en Canadá. (estas cartas pueden leerse aquí: http://www.climatenetwork.org/profile/member/alliance-sud-Swiss-alliance… http://www.climatenetwork.org/profile/member/alliance-sud-Swiss-alliance-development-organisations)

En este contexto, Nestlé anunció que está considerando vender sus marcas de agua embotellada en los EE.UU. y Canadá. Es muy difícil no ver en este anuncio una estrategia similar a la empleada en Brasil para proteger a Nestlé y a la COSUDE en Suiza. Si no, ¿por qué Nestlé está considerando exactamente AHORA la venta de las marcas de agua embotellada?

Si las marcas de agua embotellada de los Estados Unidos y Canadá se venden a otras empresas – locales o nacionales – Nestlé deja inmediatamente de ser el objetivo de los numerosos grupos comunitarios que luchan por mantener sus aguas o proteger su medio ambiente – este problema se transfiere a los nuevos propietarios. Aún mejor: una campaña internacional dirigida a Nestlé en Suiza por lo que está sucediendo en los EE.UU. y Canadá ya no es posible. Nestlé Suiza puede afirmar que ya no tiene nada que ver con el tema, como lo hizo en Brasil, incluso si la «venta» es sólo una maniobra, una ficción construida exactamente para evitar una campaña internacional centrada en Suiza. Tal campaña también mostraría que hay patrones que se repiten dondequiera que Nestlé esté tomando agua para sus instalaciones de embotellamiento – los problemas en las comunidades de EE.UU. o Canadá o Francia son básicamente los mismos: una consecuencia de las políticas de agua de Nestlé decididas en los niveles superiores de la corporación.

La COSUDE, el Gobierno suizo, los partidos políticos suizos -de derecha a izquierda- y las ONG que se dedican a proteger a Nestlé en Suiza se salvan de una situación muy embarazosa si las organizaciones de ciudadanos canadienses y estadounidenses no vienen a Suiza a denunciar lo que Nestlé está haciendo en las comunidades de esos países. Nestlé es muy consciente de que los movimientos sociales que luchan contra Nestlé en Canadá y en los Estados Unidos tienen los medios y el poder para desafiar a esta corporación en su país de origen, Suiza. Y aunque la COSUDE, por supuesto, no proporciona «ayuda al desarrollo» a los países del norte y teóricamente la COSUDE no tiene nada que ver con países como Francia, Canadá o los EE.UU., el hecho de que en estas ricas y tradicionales democracias occidentales las comunidades estén luchando contra Nestlé para preservar su medio ambiente y sus aguas es una clara advertencia sobre lo que sucede cuando Nestlé – con el apoyo de la COSUDE – es activa en países más pobres con instituciones democráticas mucho más frágiles.

Se deben tomar y se adoptarán todas las medidas posibles para mantener la estrecha relación de Nestlé con el Gobierno suizo protegida de una mirada más profunda por parte de los ciudadanos suizos. La imagen de Nestlé en Suiza es demasiado valiosa y la asociación con el gobierno suizo demasiado importante para ser arriesgada. Esta es la razón principal por la que Nestlé está considerando «vender» sus marcas de agua embotellada en los EE.UU. y Canadá: para que todo pueda seguir siendo igual.

Acerca del autor

Radio Gremial

Deja un comentario