Sindicales

Sin Moyano pero con un fuerte llamado a la unidad, la CGT relanzará hoy la juventud sindical

Escrito por Radio Gremial

Sindicales-.

Será esta tarde en Obras Sanitarias. Héctor Daer encabezará el acto

En otra muestra de poder, y de demostración de la unidad gremial pretendida por Alberto Fernández; la CGT organizó, después de siete años, un encuentro de la Juventud Sindical Peronista (JSP) integrada por los gremios más poderosos del país. Allí se prometerá reactualizar “la agenda de lucha con una mirada a largo plazo” y en apoyo del gobierno nacional que iniciará el próximo 10 de diciembre. Será en la tarde de hoy en Obras Sanitarias. El anfitrión será José Luis Lingieri.

Las acciones de la Juventud Sindical, que empezó a reagruparse con el visto bueno de Héctor Daer (Sanidad), uno de los dos secretarios general de la CGT, y el principal referente gremial del presidente electo, hablan de una agenda en los derechos de las mujeres, y de “apoyo total” a la administración del líder del Frente de Todos y a la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner.

La última vez que la Juventud Sindical Peronista realizó un acto masivo fue el 23 de agosto de 2012, durante la segunda presidencia de Cristina de Kirchner, y el convocante fue el entonces jefe de la CGT, Hugo Moyano, un hombre que ya había entrado en conflicto con el kirchnerismo.

En esa oportunidad, en el Luna Park, la mayoría de los asistentes fueron adherentes a Camioneros que habían llegado allí liderados por Facundo Moyano, el entonces líder del gremio de los peajes, hoy diputado nacional.

La situación actual es bien distinta. En primer lugar Camioneros renunció a todos los cargos en la conducción de la central obrera; y segundo, Daer amplió la base militante y consiguió incorporar a la Juventud Sindical a gremios que estaban fuera y que hoy, como el y Fernández aspirar a la unidad gremial.

Héctor Daer y Alberto Fernández impulsan las nuevas actividades de la Juventud Sindical Peronista con la mira puesta en la unidad gremial.

Durante el acto los dirigentes sindicales tendrán un ojo puesto en la política nacional ante el nuevo gobierno que conducirá Fernández.

«En función de las palabras del secretario general en CGT, Héctor Daer, los pibes tomaron la posta. De ahí que la Juventud Sindical incorporó a los gremios más numerosos, al punto que volvieron algunos que no estaban en el consejo de la CGT como Luz y Fuerza, Obras Sanitarias o Unión Ferroviaria», le confió a Infobae un “Gordo” de la CGT que trabaja codo a codo con Daer para que el acto sea todo un éxito.

Además del hombre que Fernández desea que se quede frente al frente de la CGT después del 8 de agosto, -fecha en que terminan los mandatos-, el secretario gremial de la Juventud sindical, Diego Sisto (Subsecretario Gremial en su sindicato Sanidad) y Sergio Ortiz, están al frente de la organización del acto en Obras.

Así como Camioneros no fue invitado al encuentro, sí fueron convocados la Corriente Federal, el MASA y las 62 Organizaciones Peronistas.

En el escenario quienes tomen el micrófono serán: José Luis Lingieri, el dueño de casa y secretario general de Aguas y Servicios, y Sebastián Maturano (Fraternidad) como secretario general de la Juventud Sindical.

«Desde que Moyano se fue de la CGT la Juventud que conducía Aeronavegantes quedó acéfala. Entonces empezaron a militarla los pibes de Comercio, Sanidad, Fraternidad, tejiendo la unidad, normalizando las seccionales en todo el país para apuntar a la construcción nacional que viene dado por la impronta de los mayores», explica uno de los dirigentes del gremio de Héctor Daer y que participa de manera directa en el desarrollo del evento de mañana en Obras Sanitarias.

Recién el 28 de marzo pasado la CGT oficializó a la nueva conducción de su Juventud Sindical.

Por entonces, se emitió un documento con un fuerte llamado a la unidad sindical, contra las políticas económicas del ahora saliente gobierno de Mauricio Macri y por la defensa del “modelo sindical argentino”.

El plenario fue realizado en el Salón Felipe Vallese del histórico edificio de la CGT de la calle Azopardo, y estuvo encabezado por el secretario general Daer.

El dirigente del Sindicato de Conductores de Trenes La Fraternidad Sebastián Maturano (hijo de Omar Maturano) asumió la secretaría general de la Juventud y contó con el apoyo de, entre otros, de Hugo Benítez (textiles), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) Gerardo Martínez (UOCRA) y Rodolfo Daer (alimentación).

José López, de la UOCRA, fue elegido para acompañar a Maturano.

Héctor Daer y los «Gordos» de la CGT acompañando a la nueva conducción de la Juventud Sindical Peronista.

“El gobierno (de Macri) profundizó las políticas antinacionales y antipopulares instauradas en 1976 con mayor endeudamiento externo, fuga de capitales, una economía al servicio de la especulación financiera y destrucción del empleo”, señaló el documento final que revitalizaba a la flamante conducción de la juventud y criticaba “la pobreza, la falta de vivienda, la realidad de los jubilados y los salarios indignos”.

El documento final también sostenía que “la CGT es la organización libre del pueblo más importante que está en pie y, por lo mismo, es preciso cuidarla de quienes procuran su debilitamiento”.

Allí también se opinaba que: “Siempre que se intentó borrar las conquistas peronistas, la CGT fue la trinchera contra la que se estrelló el poder económico”, y se convocaba “la unidad de los trabajadores”.

Una necesidad planteada meses después por el futuro presidente Fernández.

Entre los 43 gremios que participarán del evento en Obras Sanitarias estarán, entre otros, La Fraternidad, UOCRA, Judiciales, UPCN, Sanidad, Mercantiles y Luz y Fuerza.

La Juventud Sindical Peronista no pretende quedar como mera espectadora de la realidad social. Intentará participar en el Consejo del Hambre, tener injerencia en la aplicación de las nuevas tecnologías en el trabajo- en la cual trabaja Gustavo Beliz, uno de los principales asesores de Fernández- en la conversión de los planes sociales en trabajo y los derechos de la mujer.

En los últimos tiempos, la Juventud Sindical Peronista realizó varias actividades, impulsadas por gremios de pesos de la CGT como los encabezados por Maturano, Daer, Cavalieri y Lingieri.

Por ejemplo, por primera vez participaron del último Encuentro Nacional de la Mujer en la ciudad de La Plata. En ese sentido, el pasado lunes 25, emitieron un comunicado por el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer.

También se comprometieron con los más necesitados, abrieron los teatros de los sindicatos de Comercio, UOCRA, Unión Ferroviaria y Fraterniadad para asistir a unos 1.200 chicos de las villas del conurbano bonaerense y porteñas.

También participaron de manera activa en el acto de religiosidad popular más masivo del país, con postas sanitarias en el último peregrinaje a la Virgen de Luján.

La propia CGT suele participar de esta caminata a la Catedral de Luján. Sucede que buena parte de los popes sindicales, como Daer, Cavalieri, José Luis Lingeri, son fervientes católicos y en sus despachos destaca la foto que en el Vaticano se tomaron con el Papa argentino Jorge Bergoglio y Juan Pablo II.

De allí que es inevitable que la doctrina que recibe la juventud sindical sea la encíclica ecológica-social, Laudato Si, que tiene su aplicación territorial con los gremios en las iglesias la educación, y el deporte. A esto se lo suele llamar “las tres C”: Capilla, Colegio y Club.

Pero las actividades de la renovada JSP no queda allí. Con el visto bueno de Fernández y Daer, acaban de compartir un desayuno con los empresarios jóvenes de la Unión Industriar Argentina (UIA) para confluir en ideas sobre la generación de trabajo digno.

También está previsto la confluencia con jóvenes de otros ámbitos a través de la Defensoría del Pueblo porteña, en el Consejo de Jóvenes en la Defensoría del Pueblo para desde allí articular actividades comunes con centros de estudiantes y clubes barriales.

La Juventud Sindical Peronista renace con la unidad de los gremios más poderosos del país, reactualizando su agenda y con una mirada a largo plazo que es el trasvasamiento generacional al interior de la CGT.

Las acciones de la Juventud Sindical, que empezó a reagruparse con el visto bueno de Daer y el entusiasmo de Alberto Fernández, hablan, como se ve, de una agenda anclada, sobre todo en los derechos de las mujeres, la reconversión de los planes sociales en fuentes de trabajo, la lucha contra el hambre y la pobreza y la mejor distribución del ingreso.

Objetivos que están alineados con las bases que pretende Fernández para su gestión de gobierno que comienza en menos de tres semanas.

Fuente: Infobae

Acerca del autor

Radio Gremial

Deja un comentario