Yasky cruzó a Tetaz y pidió que no le mienta a la sociedad porque su proyecto no reduce la jornada laboral sino que crea un banco de horas para beneficiar a los empresarios

Hugo Yasky cruzó al radical Martín Tetaz y planteó que su proyecto para reducir la jornada laboral «en realidad una flexibilización horaria que mantiene inalterable la cantidad de horas trabajadas por semana». Fue en el marco del reinicio del debate legislativo en la Comisión de Legislación Laboral.

 

«Los diputados miembros de la Comisión de Legislación del Trabajo creemos que se debe sincerar el debate para no generar falsas expectativas en las personas que trabajan», planteó Hugo Yasky líder de la CTA de los Trabajadores y diputados nacional.

Además aseguró que «desde distintos bloques hemos presentados varios proyectos que reducen efectivamente el máximo legal de horas semanales y diarias de labor como parte de proceso que se está dando en todo el mundo para mejorar la calidad de vida de los trabajadores, proteger el medio ambiente, aumentar la productividad al reducir accidentes y sobrecarga laboral y hacer del avance tecnológico no sólo un beneficio para los empresarios sino también para los trabajadores y las trabajadoras».

«Por eso, estos proyectos plantean reducir la jornada laboral de 48 horas sin afectación del salario. Vale mencionar que esta jornada es la que se adoptó en la OIT en 1919 y con el paso del tiempo quedó como la más larga del mundo», añadió.

Yasky cruzó a Tetaz y pidió que no le mienta a la sociedad porque su proyecto no reduce la jornada laboral sino que crea un banco de horas para beneficiar a los empresarios

Y cruzó al diputado radical: «Por el contrario, el proyecto presentado por el Diputado Martín Tetaz es en realidad una flexibilización horaria que mantiene inalterable la cantidad de horas trabajadas por semana. Su único objetivo consiste en beneficiar a las patronales proponiendo el sistema de ‘banco de horas’ consistente en adaptar la jornada laboral diaria a los ritmos productivos de las empresas».

Con esto, tal cual lo señala el propio proyecto se tiende a establecer “jornadas diarias más largas durante menos días de la semana o bien jornadas más cortas durante más días de la semana” sin alterar “la duración máxima de cuarenta y ocho horas semanales”.

«La reducción de la jornada laboral es, además de una necesidad, una realidad que viene avanzando en el mundo. Por eso entendemos que necesario debatir este tema sin intentar hacer pasar gato por liebre», concluyó el ceteísta.

 

infogremiales

A %d blogueros les gusta esto: