57 investigadores no pueden terminar su doctorado por el recorte de vacantes en el Conicet

Son 57 becarios que no podrán terminar sus investigaciones para obtener el título por una decisión del Gobierno debido al recorte presupuestario que redundó en un recorte de las vacantes para las becas de finalización.

 

El Gobierno Nacional no ha realizado la actualización de los presupuestos del Conicet, el INTA, el INTI y otros organismos dedicados a la investigación científica.

El análisis de la ejecución del presupuesto destinado a los organismos de ciencia y tecnología revela una alarmante disminución en comparación con el año anterior. Según el Grupo EPC-CIICTI, especializado en políticas científicas, la Función Ciencia y Tecnología del presupuesto nacional ha experimentado una reducción del 30,4%.

El informe «Análisis presupuestario del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación – Junio 2024» detalla que entidades clave en la investigación científica, como la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología (ex MinCyT), han visto mermado su presupuesto en casi un 95% en relación al año anterior. Asimismo, las Universidades Nacionales han sufrido una caída del 85,6%.

El documento también resalta la alta tasa de ejecución presupuestaria en el sector, alcanzando el 75,92% del crédito en tan solo seis meses. El Conicet, por ejemplo, ya ha agotado el 96,55% de su crédito asignado, reflejando la urgente necesidad de actualizar los recursos disponibles para garantizar el funcionamiento adecuado de estos organismos.

En cuanto a los salarios de los trabajadores del sistema científico-tecnológico, el Grupo EPC informó que han experimentado una disminución real significativa. En el Conicet, los salarios cayeron un 26,3% en comparación con diciembre de 2023, mientras que en las Universidades Nacionales la reducción fue del 25,9%, y en los organismos del Sistema Nacional de Empleo Público se registró un descenso del 16%.

En paralelo a este informe brutal, Clarín expuso que 57 becarios que se quedaron sin vacante a mitad de camino del doctorado, luego de que el Conicet no les otorgara la llamada beca de finalización que habían solicitado. No por bajo rendimiento sino porque las vacantes no alcanzan.

Desde el medio identificaron tres opciones para los doctorandos: 1) Convencer a las autoridades con las que hicieron la primera parte de su doctorado de que intenten sortear las trabas legales que les impiden dejarlos trabajar ad honorem (por el temor a un juicio laboral o porque no tendrían ART). 2) Intentar terminar el doctorado afuera. O sea, irse del país. 3) Dedicarse a otra cosa.

El doctorado, en Argentina, suele durar cinco años. Una forma de cursarlo es apelar a una beca doctoral del Conicet, de cinco años. Son las que tanta polémica generaron desde el cambio de Gobierno, ya que en lugar del cupo de 1.300 que se había prometido en 2023, el Gobierno anunció que las reduciría a 600.

Más tarde se ampliaron (por dos mecanismos distintos) a 950, pero entonces cayó la noticia de que, en lugar de empezar a pagarse en abril, como se había dicho, los estipendios (de entre $ 600.000 y $ 746.000 mensuales) se empezarán a depositar en agosto. Muchos todavía no cobraron su primera mensualidad.

 

infogremiales

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: