Actualidad Nacionales Política

Axel Kicillof fue anfitrión de la cumbre de UP que consolida el rumbo opositor

Escrito por FABIAN MERA

En un encuentro realizado en la Casa de la Provincia de Buenos Aires, seis gobernadores, legisladores, intendentes, dirigentes sindicales y sociales ratificaron el rechazo al DNU y la ley ómnibus de Milei. Además, expresaron su respaldo al paro y movilización convocado por la CGT y las dos CTA para el miércoles que viene.

«Las consecuencias de las políticas que se están implementando se van a ver este 24 de enero», advirtió el gobernador Axel Kicillof al término del encuentro que agrupó a gobernadores, legisladores, los jefes de las centrales sindicales y a dirigentes sociales en la Casa de la Provincia de Buenos Aires para discutir la estrategia de Unión por la Patria ante las definiciones que deberá tomar el Congreso sobre la ley ómnibus y el DNU. Además, hubo un respaldo general al paro con movilización convocado por la CGT y las dos CTA para el miércoles próximo, probablemente un día antes de la sesión en Diputados, que esperan sea contundente y masivo. Un dato a tener en cuenta es que esta mesa que se conformó ayer, representativa de distintos sectores Unión por la Patria, seguirá reuniéndose cada tanto, a la manera de un ámbito informal de discusión en la coalición.

 

 

«No nos negamos a discutir, pero ¿qué discusión hay? Si es por decreto o ley ómnibus que se quiere aprobar en tiempo récord. Y no se sabe cuándo ni quién lo hizo, sí sabemos a quién beneficia», señaló Kicillof en la conferencia que compartió junto al gobernador riojano Ricardo Quintela, el secretario general de la CGT, Héctor Daer, el jefe del bloque de senadores, José Mayans, la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, la vicegobernadora Verónica Magario y la diputada Victoria Tolosa Paz.

El gobernador bonarense fue el promotor del encuentro, que surgió días atrás cuando se encontró con diputados de Unión por la Patria en el Congreso. Con todo, cuando habló en la conferencia, sostuvo que la convocatoria había surgido compartida con los dirigentes sindicales y sociales. Kicillof le reclamó al presidente Javier Milei «un poquito de sensibilidad» y remarcó que en los más de mil artículos del DNU y la ley ómnibus no había ninguna medida que funcionara como compensación para los trabajadores y los sectores populares.

Quintela y el gobernador fueguino Gustavo Melella estuvieron presentes mientras que el catamarqueño Raúl Jalil, el santiagueño Gerardo Zamora y el pampeano Sergio Ziliotto se conectaron de manera virtual. Respecto a Jalil y, en menor medida, Zamora habían surgido dudas por los contactos que mantuvieron con la Casa Rosada. Sin embargo, ayer, hablaron los dos y fueron contundentes respecto al rechazo a las políticas de Javier Milei. Además, puntualizaban en el bloque, la diputada Silvana Ginocchio, pareja de Jalil, es de las más activas en el bloque en la movida contra la ley ómnibus.

En cambio, quien no participó fue el gobernador tucumano Osvaldo Jaldo. Pero los legisladores tucumanos -por ejemplo, el diputado Pablo Yedlin- claramente están posicionados también contra los proyectos del Ejecutivo, incluso públicamente. Concluyeron que los diputados y senadores de Unión por la Patria se mantienen unidos en el rechazo unánime, ayer representados por los jefes de los bloques Germán Martínez y Mayans.

 

 

«El objetivo fue mostrarle a la CGT que está acompañada», explicó un legislador que estuvo en el encuentro. Hablaron los gobernadores, los jefes de los bloques y los sindicalistas convocantes al paro y movilización, Hector Daer, Pablo Moyano y Hugo Yasky. También habló Juan Grabois. “Hay una voluntad muy fuerte de movilizarse en todos los sectores y en todo el país», aseguró Kicillof respecto a lo conversado en el encuentro sobre el paro del miércoles.

Por el lado sindical, también estuvieron algunos históricos como Andrés Rodríguez (UPCN) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), de mensajes tan combativos como los de Abel Furlán (UOM), Roberto Baradel (Suteba) o Hugo «Cachorro» Godoy, de la CTA Autónoma. Que el DNU afecte también los números de los sindicatos y las obras sociales y, en especial, que no haya canales de comunicación con el Gobierno, llevó a pintarse la cara hasta los más dialoguistas.

 

 

También hubo una importante representación de diputados con Eduardo Valdés, Natalia Zaracho, «Paco» Manrique y Roxana Monzón junto a los diputados riojanos que acompañaron a Quintela. Participaron varios ministros bonaerenses como Carlos Bianco, Gabriel Katopodis, Andrés Larroque y Walter Correa e intendentes como Jorge Ferraresi (Avellaneda), Lucas Ghi (Morón), Andrés Watson (Florencio Varela) y Gustavo Menéndez (Merlo). Además de Grabois, que llegó junto a la ex legisladora Ofelia Fernández, los movimientos sociales estuvieron representados por el dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico. En definitiva, una postal de un peronismo unificado con excepción de La Cámpora y Máximo Kirchner, que no estuvieron pero anticiparon su adhesión y participación al paro y movilización del 24.

Hubo un repaso de la situación judicial del DNU luego de la exitosa cautelar presentada por la CGT que ya llegó hasta la Corte Suprema, pero con los efectos en materia laboral suspendidos. Este nuevo paso fue evaluado de manera positiva por Daer. En cuanto a las perspectivas parlamentarias, Mayans avisó que la semana próxima ya estarán en condiciones de discutir el rechazo al decreto en el recinto tanto en el Senado como en Diputados. Para UP, el número para el quórum y el rechazo está mucho más a mano en la Cámara alta dado que tiene 33 senadores, a sólo cuatro de lo necesario.

«Vamos a depender mucho de lo que suceda con los otros bloques opositores en estas negociaciones de último momento por la ley ómnibus», comentaba uno de los diputados. En la medida que no fueran atendidas las demandas de gobernadores de Juntos por el Cambio y de algunos sectores de las bancadas dialoguistas entendían que podían sumar voluntades para el rechazo al DNU y a la ley. Por lo menos, diez diputados radicales, entre los que están Facundo Manes y Julio Cobos, emitieron un comunicado solicitando una prórroga de las sesiones extraordinarias para debatir la ley ómnibus con mayor «seriedad».

Los partciipantes coincidieron que había sido un muy buen primer encuentro de esta mesa motorizada por Kicillof, quien junto a Quintela se muestran como los gobernadores más activos en el rechazo al modelo libertario. El riojano había pedido días atrás que se constituyera una comisión con representación de todos los sectores dentro del PJ Nacional que actuara como órgano de conducción. Como eso tal vez demorara demasiado, decidieron lanzar esta versión que -aseguraban- sumará nuevos capítulos y seguramente más actores en la búsqueda de volumen en la pelea contra la ultraderecha en la Rosada.

FUENTE EL DESTAPE

Acerca del autor

FABIAN MERA

A %d blogueros les gusta esto: