Nacionales SOCIEDAD

El dueño de Manaos afirmó que Netflix quiere grabar una serie de su vida

Escrito por Radio Gremial

SOCIEDAD//NACIONALES//                            Fuente: El Destape //  Tres Líneas

El hombre que fundó la marca de gaseosas argentina aseguró que Netflix le propuso hacer una serie de 15 capítulos sobre su vida.

La vida de Orlando Canido llamó la atención de Netflix. Canido es el dueño y creador de Manaos, la marca de gaseosas argentina que comenzó a imponerse en el mercado nacional en la última década. Estuvo a punto de fundirse varias veces pero pudo enfrentar la crisis y continuar con su negocio. Según Canido, Manaos es “la gaseosa más vendida de Argentina” y reveló que a Netflix le interesó su historia de vida, por lo que quieren hacer una serie de 15 capítulos sobre él.

“Tengo amigos en todo el país, camino por la avenida 9 de Julio y me piden fotos y autógrafos. La gente se quiere sacar fotos conmigo. Muchos me dicen que vieron mi historia y no lo podían creer, que pudieron empezar de nuevo gracias a mí”, contó Canido a BAE Negocios y destacó que Netflix fue a visitarlo y le hizo la propuesta de hacer una serie de 15 capítulos sobre su vida. “Me vinieron a ver de Netflix, quieren hacer una serie de 15 capítulos. Por ahora, me tengo que cuidar, anduve complicado de salud. Voy muy poco a la fábrica”, afirmó el empresario.

La vida del creador de Manaos

Orlando Canido destaca sus comienzos en la década del 70, cuando fue distribuidor de cerveza Bieckert y vino Crespi. Luego, distribuyó la gaseosa SAO por diez años, una marca que nadie conocía pero a la que Canido, según cuenta, logró hacer crecer gracias a sus ventas. Pero en 2003 tuvo un accidente que lo dejó afuera del negocio de SAO.

“En 2003 tuve un accidente muy grande, me volcaron el acoplado y estuve mucho tiempo internado con hundimiento de tórax y siete costillas rotas, pulmón perforado, clavículas rotas. Pude seguir, pero al poco tiempo, el dueño de SAO decidió continuar solo con la distribución y me dejó afuera del negocio”, contó Canido a BAE Negocios.

Allí fue cuando se reinventó y “por odio, rencor y resentimiento” decidió fundar Manaos. “Había invertido en ganadería y me fui a trabajar al campo. Un día no toleré más y me vine, tenía la necesidad interna de continuar con la distribución. Me habían sacado de una mala manera”, sostuvo Canido.

Según el empresario, Manaos “es la gaseosa más vendida de Argentina”. Me fundí y empecé de nuevo, fundirse no significa que se termina la vida, es volver a empezar. Fui el vendedor de gaseosas que más vendió y Manaos es la gaseosa que más produce y más vende. Produzco entre 180 y 225 millones de litros mensuales, depende la época del año. Compré un criadero de pollos abandonado y lo convertí en la planta tecnológica número uno del mundo y en producción la número uno de América. Tiene 140.000 metros cuadrados.

 Las líneas de llenado tienen una capacidad de llenar 45.000 botella por hora, 13 botellas por segundo, son cifras récord.  Es la línea de llenado más veloz del mundo Le doy trabajo a 600 personas en forma directa y a 20.000 en forma indirecta”, celebró Canido.

Su último momento difícil lo vivió en la cuarentena al perder $200 millones porque apostó a una bebida para chicos y no abrieron las escuelas. No fue la única mala experiencia que tuvo Canido: hace dos años tuvo que enfrentar una denuncia de evasión de la AFIP, antes fue señalado por Greenpeace a causa del desmonte ilegal de 500 hectáreas que hizo en la provincia de Santiago del Estero y también, por el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE).  Además, a fin del año pasado la ANMAT le cuestionó varios lotes de Manaos. Pero Canido siempre buscó reinventarse y defenderse. “Tengo certificado que es la mejor gaseosa del mundo, no encontraron nada”, afirmó.

 

Acerca del autor

Radio Gremial