Pese al freno de la economía, la inflación no termina de ceder y en la ciudad de Buenos Aires trepó al 4,4% en mayo

Este viernes se dio a conocer el índice de inflación de la Ciudad de Buenos Aires y trepó al 4,4%. Fue el porcentaje mensual más bajo desde febrero de 2022. A nivel interanual, llegó al 280,9%. Los aumentos más serios estuvieron en el transporte por el aumento del boleto de subte y en alimentos, por las verduras, tubérculos y legumbres, que aumentaron más de un 24%. El próximo viernes el Indec publicará el IPC de mayo.

 

La inflación trepó al 4,4% en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) durante mayo, el porcentaje más bajo desde febrero de 2022, y acumuló un avance del 280,9% en términos interanuales.

Así lo informó este viernes la Dirección de Estadística y Censos porteña, el incremento que se registró entre enero y mayo de este año fue del 80,2%.

Según el reporte oficial, la trayectoria interanual de este indicador se ubicó en 280,9% (-11,6 puntos porcentuales por debajo del mes previo).

En mayo, las suba del nivel general fue impulsada por Alimentos y bebidas no alcohólicas (4,8%), Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (4,8%), Restaurantes y hoteles (5,7%), Transporte (5,2%) e Información y comunicación (7,7%). En tanto, los Bienes registraron un alza de 3,8% y los Servicios de 4,8%.

En Alimentos, los principales impulsos provinieron de Verduras, tubérculos y legumbres (24,2%), Leche, productos lácteos y huevos (4,5%), Pan y cereales (3,5%) y Carnes y derivados (2,5%).

Pese a los brutales ajustes, la inflación no termina de ceder y en la ciudad de Buenos Aires trepó al 4,4% en mayo

En Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles impactaron las subas en los valores de los alquileres y de los gastos comunes por la vivienda; también, el arrastre que dejó la actualización de la tarifa residencial del servicio de suministro de agua.

En Restaurantes y hoteles, el resultado se vincula con las alzas en los precios de los alimentos preparados en restaurantes, bares y casas de comida.

La suba en Transporte se debió, principalmente, a la actualización en el valor del viaje en subte, seguida por las alzas en los precios de los combustibles y lubricantes para vehículos de uso del hogar, de los estacionamientos y de los peajes.

En este rubro, hubo caídas en los valores de los pasajes aéreos, que contribuyeron a quitar presión, resaltó el Gobierno porteño.

Por su parte, Información y comunicación subió por los ajustes en los abonos de los servicios de comunicación agrupados y de telefonía móvil.

Por último, los bienes y servicios estacionales promediaron un alza de 3,9%, como resultado de comportamientos contrapuestos: incrementos en los precios de las verduras y de las prendas de vestir, que fueron parcialmente contrarrestados por caídas en los valores de las frutas y de los servicios turísticos, de acuerdo con la información oficial.

 

infogremiales

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: