Un estudio de la UBA asegura que el 35% de los trabajadores en Argentina son pobres y que la desocupación aumentó un 32,4% en el primer trimestre del año

El estudio publicado por el Centro RA de la Facultad de Ciencias Económicas puso la alarma para el mercado de empleo. Por un lado, en el primer trimestre de 2024 la desocupación escaló un 32,4% respecto al último trimestre de 2023. Por otro, la investigación basada en datos oficiales arrojó que el 35% de los trabajadores no alcanzan a cubrir una canasta básica con sus salarios.

 

La situación de trabajadores con empleo que son pobres no es nueva. Ya a fines de 2023 había un 34,9% de trabajadores bajo la línea de la pobreza. Con el aumento de precios la canasta básica total, el porcentaje lamentablemente sigue subiendo. A esta situación, se sumó otra: la desocupación.

De acuerdo a la investigación publicada por el Centro RA de la Facultad de Ciencias Económicas, en base a los datos provistos por el INDEC para el primer trimestre del 2024, actualmente hay un récord creciente de personas que tienen trabajo pero son pobres ya que sus ingresos familiares no alcanzan a cubrir una canasta de bienes y servicios básicos.

En paralelo, por la recesión y el ajuste crece la tasa de desocupación. El nivel del empleo está en niveles similares al momento de la salida de la pandemia (tercer trimestre del 2021). Correlativamente, la tasa de desocupación crece proporcionalmente más que lo que desciende la tasa de empleo y actividad. El informe agrega que actualmente hay 265.950 nuevos desocupados en Argentina. Además, pone de manifiesto que es alarmante el crecimiento del 32.4% de desocupación entre el cuarto trimestre de 2023 y el primer trimestre de 2024, que en números significa que hay 1.088.000 de desocupados. La relación de la tasa de empleo es inversamente proporcional con la tasa de desocupación: Mientras la primera va en caída, la segunda aumenta.

La última medición advierte que 404.000 personas dejaron de estar ocupadas, lo que corresponde a un descenso de 3 puntos entre el cuarto trimestre de 2023 y el primero de 2024. Esto se relaciona directamente con los 265.000 nuevos desocupados. Los 139.000 restantes se convirtieron en subocupados demandantes. Esto significa que son personas que involuntariamente trabajan menos de 35 hs semanales y siguen buscando una nueva ocupación. El grupo de los desocupados está conformado por todas aquellas personas que sin tener trabajo se encuentren disponibles para trabajar y han buscado activamente una ocupación en un período de referencia determinado.

 

infogremiales

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: